Autora del mes: Nieves Hidalgo

Autora del mes: Nieves Hidalgo

sábado, 15 de julio de 2017

Entrevista a Mimmi Kass Autora Blogfusión del mes de Julio

En Loc@s del Romance nos vamos a quitar la camisa de fuerza, saltaremos al vacío y viviremos el verano como se merece. Con altas temperaturas, sofocos y taquicardias.
Para empezar, vamos a disfrutar de la entrevista a nuestra autora blogfusión del mes de julio. Ella ha destacado por elevar las temperaturas con su narrativa erótica y ha sacado suspiros por el romance que siempre la acompaña.
Venid conmigo, poneos el bikini y un buen bloqueador solar pues nos vamos a encontrar con ella en las paradisiacas playas caribeñas, ahí nos espera en un chiringuito con su blanco bikini mientras disfruta de una buena piña colada y nos dibuja una sonrisa pícara mientras nos sentamos a su lado.


L.R. Hola Mimmi Kass, muchas gracias por atendernos. Sabemos que ya te estamos robando un poco de tu tiempo y de verdad no sabes lo contentas que estamos por que nos acompañes en esta entrevista.
Si alguna de nuestras preguntas te incomoda, siéntete libre de pasarla por alto y disculparnos.
Aclarados estos puntos y agradeciéndote tu presencia en este pequeño rincón nuestro del ciberespacio, comenzamos (con tu permiso) la entrevista.
M.K. Mil gracias a vosotras por acogerme de manera tan cariñosa en vuestro blog, y por la oportunidad de dar a conocer un poco más mi obra. ¡Intentaré responderlo todo!

LR. Mimmi, antes de comenzar directamente friéndote a preguntas sobre tu obra, cuéntanos algo más sobre ti. Para aquellas que no te conozcan. ¿Cuál es tu verdadero nombre? ¿De dónde eres? ¿Cómo surgió la idea de tus pseudónimos? ¿Tienen algún significado especial?

M.K: Mi verdadero nombre es Javiera Hurtado, un nombre que es poco común aquí en España, pero bastante extendido en Chile, de donde es gran parte de mi familia. Digo parte porque también tengo familia española, irlandesa, francesa, colombiana…he nacido en Valencia y vivo en Galicia, pero me considero de todas las partes en las que he vivido, ¡que son unas cuántas! Soy médico, y como todos los médicos, tengo ponencias y artículos publicados con mi nombre real, y me apetecía separarlos de mi faceta de escritora, de manera que escogí el nombre de mi abuela paterna: Emilia Cass, con unas pequeñas modificaciones, y quedó Mimmi Kass. Es importante para mí porque fue una mujer que influyó mucho en mi decisión de ser escritora. Teníamos una relación muy especial.

L.R. Respecto a tus gustos personales, imaginamos que a través de los libros y de determinados personajes, en muchas ocasiones podemos ver a la mujer que se oculta tras el pseudónimo y su obra. Pero así entre nosotras, ¿cuál es tu color favorito? ¿Sueles inspirarte con algún tipo de música específica? ¿Se podría decir que hay algún grupo concreto o solista que de alguna forma haya influido o interferido con tu espíritu creador?

M.K: Creo que es imposible no dejar entrever tu propia realidad en lo que escribes, aunque prefiero no aclarar lo que es fruto de las vivencias o de la fantasía. Sí te puedo decir que mi color favorito es el negro, o el morado, o el rojo…¡para cada momento, su color! Mis seres queridos siempre dicen que soy camaleónica y el vikingo (mi marido), que viaja mucho, suele bromear con que no sabe con qué mujer se va a encontrar cuando vuelve a casa (risas). En cuanto a la música y la inspiración, guardo celosamente una lista en Spotify para mis escenas eróticas, que tienen intérpretes tan variados como Trent Renzor, de Nine Inch Nail, o Elton John. Al igual que con los colores, mis gustos musicales son muy variados y eclécticos, y dependiendo de lo que vaya a escribir, modifico también la banda sonora.

L.R. ¿Cómo te describirías a ti misma? ¿Qué tres virtudes y qué tres defectos crees que te definen?

M.K. Me describo como un poliedro de mil facetas. Algunas más luminosas y brillantes, otras
más toscas y oscuras. Dentro de mis virtudes, creo que me definen la capacidad de trabajo, la sinceridad, y el buen humor. Dentro de mis defectos…uff…¿solo tres? Tengo muy mal carácter, con un pronto polvorita que me ha traído un montón de problemas, soy excesivamente crédula (me lo creo TODO, hasta la cosas más inverosímiles), y no sé decir que no, aunque estoy aprendiendo.

L.R. Una de las cosas que siempre nos ha llamado la atención de los escritores y que nos pica la curiosidad (admitámoslo, somos cotillas al máximo), es conocer la formación que poseen los autores que tanto nos enamoran. ¿Podrías contarnos algo sobre esto? ¿Qué estudiaste? ¿Dónde te formaste? ¿Has hecho cursos específicos para escritores o todo es talento natural y trabajo?

M.K. Respecto a la erótica, siempre he tenido una curiosidad natural hacia  todo lo que constela la sexualidad y el erotismo. Mi primer curso sobre sexualidad fue en segundo de carrera, luego siguió el diplomado, y ahora estoy en pleno máster de sexología.
Respecto a la escritura, comencé con el primer diario con candadito que me regalaron en un cumpleaños y también intercambiaba correspondencia con mis abuelas en Chile, pero la primera formación real que tuve fue de la mano de mi magnífica correctora, Silvia Barbeito y de Gabriella Campbell, que pusieron un poco de cordura a mis palabras vomitadas. Ya tengo mi propia voz, desde hace tiempo que la tengo, pero ahora trabajo en perfeccionarla y pulirla: muchos libros de técnica narrativa, y, por encima de todo: ¡LEER, LEER Y LEER! Me encantaría decir que es talento natural, pero conozco muy bien mis limitaciones.

L.R. Hablando sobre tu trabajo de escritora, imaginamos que un libro no se escribe en un momento. ¿Cuál es el proceso que sigues para crear estas joyas de la literatura romántica? ¿Qué proceso mental/físico o extrasensorial tiene lugar para que des a luz a tu obra?

MK: Depende de la historia y de lo que quieras trasmitir, y también de lo que luego te vayan pidiendo los personajes. En el caso de Ardiendo, la novela publicada en Harper Collins bajo su sello HQÑ, el borrador estuvo listo en tres meses. En el caso las novelas de En cuerpo y alma, se fueron fraguando a fuego muy lento, desde el año 2012, que inicié la historia en la baja maternal de mi hija pequeña. Pero lo que sí tengo claro es que nacen por la necesidad de contar algo: sea el crecimiento de una pareja a través del sexo, sea mostrar la dureza y la valentía de los bomberos en su trabajo, o sea el fetichismo bajo una óptica distinta. A partir de ahí, no hay mucho secreto:  trabajo duro y que te acompañen las musas. Me encanta la frase de Picasso que dice: “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”.

L.R. Trasladémonos ahora a un día en la vida de Mimmi Kass ¿Cómo es? ¿A qué hora del día sueles ponerte escribir? ¿Cuántas horas de duro trabajo supone un día cualquiera? ¿Dedicas todo ese tiempo a escribir o sueles alternarlo con investigación y algún otro asunto? ¿Qué elementos de tu vida, de tu alrededor (tangibles o no), suelen servirte de inspiración o cortarla de raíz?

Me levanto poco antes de las 7 de la mañana y, con el primer café, escribo unos pocos cientos de palabras. Después se levanta el resto de la familia y las mañanas son para mi faceta de médico. Soy pediatra y coordino el Hospital de Día, así que no puedo pararme mucho. Si acaso a poner un par de saludos en redes sociales. A medio día, como algo en casa y escribo otro poquito. Cuando voy a buscar a los niños al colegio, la tarde pasa a ser de ellos, aunque ahora que están más grandes, puedo leer un poco. A las 9 se acuestan y puedo escribir con más tranquilidad. En especial si el vikingo está de viaje. Si está en casa…bueno, ¡él es una fuente de
continua inspiración! (risas).

L. R. Viajemos al pasado por un momento, a esa primera vez (que tú recuerdes) con un libro entre tus manos. ¿Qué edad tenías, qué libro era y de qué forma te marcó? ¿Recuerdas quién te lo dio? ¿A quién echarías la culpa de tu afición a la lectura y la escritura?
A los siete años, mi padre me regaló El Señor de los Anillos, de Tolkien, y la colección completa de Papeluchos, de Marcela Paz. A partir de ahí, comenzó el idilio. Fue como la primera vez que haces un viaje en avión: algo que parece casi mágico. Sin duda, echo la culpa de mi afición a la lectura a mis padres, por tener siempre libros a mano en casa. A la escritura, es algo que nace más bien de dentro, algo íntimo y personal.

L.R. Como románticas empedernidas que somos, hay ciertas preguntas que no podemos evitar y esta es una de ellas: ¿Cómo es para ti el hombre ideal? ¿De qué forma esperarías que te conquistaran? ¿Eres una mujer que disfrute de flores y bombones o prefieres algo menos convencional? ¿Alguna película/libro favoritos (léase: Disney, cuentos de hadas, ranas que se transforman...) que hayan influido en tu forma de ver el amor y en lo que esperas de él? Y lo más importante de todo... ¿Lo has encontrado ya? ¿Tiene hermanos? (jajajaja)
El hombre ideal...¡ay! Puestas a pedir, que sea inteligente, divertido, bueno en el tango vertical y horizontal, y sobre todo, que haga contrapeso en la relación. Me refiero a que sea un buen compañero de vida, lo que es muy difícil de definir en unas pocas líneas. ¿Conquistarme con flores y bombones? Uhmm, ¡no! Prefiero libros. Libros. Y más libros. Y lencería. Y…bueno. Dejémoslo en libros y lencería. ¿Alguna película o libro favorito que haya influido en mi forma de ver el amor? Definitivamente, NO. Soy muy romántica en otros aspectos, pero para mí, el amor se construye, no surge así como así. Eso es enamoramiento y es maravilloso, pero para mantenerte al lado de una persona porque tienes un proyecto en común con ella, hay que trabajar, y a veces, muy duro. ¿Quieres saber más? Tengo una teoría: el amor es la cuerda. Y por supuesto que lo he encontrado. Bueno, en realidad, me encontró él a mí. De hecho, me vino a buscar a mi casa, ¡yo no tuve que mover ni un solo dedo!

L.R. Imaginamos que como escritora de romance, en primer lugar y antes de decantarte por este género, fuiste ávida lectora de autoras ya consagradas. Dinos ¿alguna autora o libro te marcó de forma especial, haciéndote decidir escribir novela romántica y no novela negra, fantástica o histórica (o cualquier otro género)? ¿Qué libro es para ti, a día de hoy, tu principal referente (ese que no puedes parar de leer)? ¿Hay algún género literario en especial que seas incapaz de leer o rechaces de antemano? ¿Y en novela romántica, algún subgénero que digas "esto no es para mí"?
Me marcaron mucho, quizá por la edad que tenía, Los diarios de Anaïs Nin. Los descubrí cuando era poco más que una adolescente, y me abrieron un mundo nuevo del que no tenía ni idea. A medida que he ido madurando, los vas leyendo con otra perspectiva, es una lectura que
envejece muy bien, porque adquiere nuevos matices a la luz de la experiencia.
Libros que no puedo parar de leer hay muchos, ¡pero no todos son de romántica o erótica! Releo ese primer libro, que ya está hecho polvo, de El señor de los anillos, me encanta la trilogía Millenium, que es novela negra, me chifla Orgullo y prejuicio de Jane Austin, y al menos una vez al año, leo Rayuela de Cortázar, y Cien años de soledad, de García Márquez. Supongo que todos me influyen de alguna manera. No hay nada que rechace de antemano, me leo todo lo que cae en mis manos, ¡soy muy promiscua! (risas), pero reconozco que la romántica paranormal no me entusiasma demasiado, y que hay libros de novela negra escandinava que han sido tan duros, (la Trilogía Persona, de Erik Axl Sund), que he tenido que interrumpir su lectura.


L. R. Centrémonos ahora en tu trabajo de escritora, lo que a día de hoy es tu obra publicada. Sabemos que has publicado con Harlequin, ARDIENDO. Pero antes de todo esto, antes de decidir publicar tu primer "libro (y permítenos que lo llamemos así) de verdad" ¿hay algún secreto oscuro en el pasado de Mimmi Kass? ¿Escribiste algún artículo para alguna revista, alguna redacción ganadora en el colegio, un cuento... cualquier cosa? ¿Nos hablarías un poco de ello?
Tengo una fanfic de El señor de los anillos lleno de erotismo, con escenas que me causan una mezcla entre ternura y risas, que escribí porque me encanta el universo  Tolkien, pero lo veo tan blanco, que necesité aderezarlo con un poco de color rojo, (rojo oscuro casi negro) cuando tenía unos 16 años. Mi primer premio literario lo gané en segundo de B.U.P con un relato de 14 páginas: “Una danza negra”, y guardo un montón de manuscritos en un cajón que jamás, JAMÁS verán la luz (risas). Un trabajo del que sí estoy muy orgullosa y que os invito a leer, es mi colaboración en el blog erótico de la marca sueca de objetos de placer LELO™, donde tengo relatos eróticos y artículos de opinión.

L. R. ¿Cuál fue tu primera novela y cómo surgió la idea? ¿Cuánto tardaste en terminarla? ¿Qué personaje resultó más irreverente y te dio más dolores de cabeza? ¿Cuál es tu escena preferida? ¿Recuerdas el momento en que la escribiste o fue producto de un intervalo de "éxtasis de escritor"? ¿En qué momento decides compartir esta con el mundo?
Mi primera novela considero que es Radiografía del deseo, porque es la que primero publiqué, aunque cronológicamente haya sido Ardiendo (que esperó a ser publicada por editorial). Fue un proceso muy, muy largo. Comencé a escribirla en el 2012, pero después tuve que descuartizarla y rehacerla entera, porque, aunque la historia era muy potente, había que podarla mucho, revisar la estructura y corregir. Fue un proceso lento y doloroso, de muchísimo esfuerzo. Como amputar partes de tu cuerpo, porque para mí es importante hasta cómo se mueven los pelos de la alfombra que pisan los protagonistas, pero gracias a mi correctora ya una serie de lectoras cero que me ayudaron mucho, se convirtió en lo que podéis leer hoy. La publiqué hace un año ya, y sigue entre los 200 libros más vendidos de erótica.
El personaje más irreverente es, sin duda, Inés. La protagonista femenina trae de cabeza con su descaro, su ingenuidad y su boquita deslenguada al Dr. Thoresen. Y choca de frente con su frío carácter escandinavo, claro.
Una de mis escenas favoritas, y que muestra esa irreverencia, es cuando, buscando una pequeña venganza, ella lo empuja y lo tira, vestido, a una piscina. Otra es cuando ella le dice la frase con la que abre el libro: «No permitas que tu corazón se transforme en piedra», en relación a como él enfrenta la muerte de un paciente.
La idea surgió ante la necesidad de contar una historia ambientada en un ambiente hospitalario que fuese basado en la realidad. El resto, surgió de manera natural. Como he comentado antes, para mí, el erotismo es muy importante. Decidí compartirla con el mundo porque mi círculo más cercano, el vikingo, mis amigas, mi familia, me animó a hacerlo: «es una buena historia, ¿por qué no pruebas suerte?». ¡Y aquí estoy!
  
L. R. Llegamos a tu libro estrella, que además forma parte de una serie, Ardiendo, con el que finalmente conseguiste el sueño de ser AUTORA publicada con editorial. ¿Cómo se siente una al recibir la noticia de que tu hijo abandona el nido y nada más y nada menos que de mano de Harlequin? ¿Qué fue lo primero que pensaste? 
Lo primero que pensé fue…¿Esto acaba de pasar? ¿A mí? No me lo creía. Hasta que no me llegó el contrato y lo firmé, era como que no habían existido esas conversaciones y el intercambio de emails. Además, he oído hablar de muchas historias, no todas buenas, sobre las editoriales, y yo solo puedo hablar de la seriedad y cariño con que me ha tratado mi editora en todo momento, las chicas del departamento de portadas, ¡todos! Me sentía una privilegiada de que mi libro fuera publicado junto a autoras que me fascinan como Claudia Velasco, y que Ardiendo se incluya en el catálogo de la editorial más grande del mundo en romántica y erótica. ¡Y me sigo sintiendo así!
  
L. R. Sigamos con tu último e increíble libro: Ardiendo. Hay personajes realmente fascinantes y que llegan pisando fuerte, provocándonos unas ganas terribles de saber más cosas sobre ellos. ¿Cuál de ellos te resulta más difícil de escribir y por qué? ¿Te has basado en alguna persona real o ficticia para crearlos o surgieron de pronto pidiéndote su historia?
Ardiendo fue un libro que estaba en mi cabeza desde el prólogo hasta el epílogo (es autoconclusivo). En Ourense, una provincia que sufre los estragos del fuego todos los años, me tocó vivir uno de los veranos más sangrientos en lo que a incendios me refiere. Conocí de cerca los daños que puede provocar en la salud, en los bosques, en la misma ciudad (que estuvo envuelta en humo durante una semana por un fuego muy, muy cercano). Me documenté directamente con los bomberos de cómo funciona un Parque, una brigada, una cuadrilla, en la precariedad, los turnos agotadores, las situaciones peligrosas...la historia es ficticia, pero la información viene de primera mano, ¡y debo decir que les encantó verse reflejados en el libro!
El personaje más difícil fue el Michelín, el antagonista. Me costó mucho ponerme en la piel de un personaje tan perverso, rozando la psicopatía.


L. R. ¿Sueles poner cara a tus personajes? ¿Actores o personas con las que te cruzas un día, que conoces... o todo nace de tu imaginación? ¿Cómo y de dónde salen estos hombres y mujeres que nos atrapan con sus vidas?
Claro que sí, es muy difícil no ponerle cara de un muso, o de alguien a quien conoces y que se desempeña en un trabajo en particular. En el caso de Miguel, de Ardiendo, mi muso fue Miguel Ángel Silvestre, y para Irene, pensé en Amaia Salamanca, supongo que por asociación al verlos juntos por aquella época en televisión, pero no suelo compartirlo con las lectoras para que ellas mismas les pongan cara y carácter en sus fantasías. ¿De dónde salen? En el caso de Ardiendo, primero fueron los incendios, después querer apagarlos con un bombero temerario, apasionado y ardiente, y después nació la protagonista, fuerte y decidida, y que provoca que él quiera arder en llamas.
Los secundarios también tienen su espacio, y ya se están fraguando las historias de sus novelas. Las lectoras me piden la historia de Fernando, y la de Juan. ¡No sé cual verá la luz!

L. R Te dejamos un espacio para que escribas unas líneas a nuestros
lectores.
Mil gracias por escogerme como autora, y por esta entrevista tan personal y divertida. A vuestros lectores, los invito a disfrutar con Ardiendo. Si buscan una buena mezcla entre erotismo y suspense, ambientada en el peligroso mundo del fuego y con los paisajes de Galicia, que vale la pena recorrer, y una historia de amor ardiente, ¡les encantará!
Que tengáis amor y placer en vuestro camino. Un abrazo enorme, enorme, enorme.

Hasta aquí nuestras preguntas, Mimmi Kass. Te agradecemos muchísimo el tiempo que has dedicado a contestarnos, sabemos que eres una persona muy ocupada y esperamos (y deseamos con todas nuestras fuerzas) que todo el trabajo que tienes entre manos, te reporte el mayor éxito del mundo.

Un abrazo de parte de Locas del Romance y ¡Hasta pronto!




14 comentarios:

  1. Hola! Madre mía que entrevista más completa, me encanta, me ha servido para conocer bastante bien a la autora y eso que no la conocía de antes. Buscaré sus libros a ver que tal :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Qué buena entrevista, super interesante. No conocía a la autora.
    Te comencé a seguir. ¡Saludos y que tengas un genial fin de semana!✨

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Gracias por esta entrevista tan elaborada pues no conocía a la autora :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Mil gracias de nuevo por abrirme este rincón privilegiado en vuestro blog, ¡espero que vuestras seguidoras disfruten muchisimo con las lecturas!
    Mil besos,
    Mimmi.

    ResponderEliminar
  5. Holaaa, pues sigo diciendo que me encantan un mundo como haces las entrevistas, así que fue todo un placer conocer un poco más de la autora *-*
    ¡Beeeesos! :3

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Completísima entrevista, me sucede que conocía los libros de haberlos visto en redes sociales pero no recordaba el nombre de la autora, ahora ya queda más afianzada la información y relaciono cara con portadas ;) Gracias por este ratito ^^

    ResponderEliminar
  7. Agradezco mucho cuando traéis entrevistas y nos descubrís nuevos autores y autoras. Es magnífico.

    ResponderEliminar
  8. Hola!
    No conocía a la autora pero gracias a la entrevista súper completa que le has hecho he podido conocerla bastante.
    Muy buen trabajo!
    Un beso y nos leemos!

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por la entrevista, me gusta conocer cositas nuevas ejje muy buena entrada.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Enhorabuena por la entrevista, asi la podemos conocer más.
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!
    No tenía ni idea sobre la autora, pero creo que algunos de sus libros los he podido ver por Instagram.
    De todos modods, muchas gracias por esta preciosa entrevista.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. Wow, debe ser increíble poder escribir un libro en solo 3 meses *-*

    Un abrazo chicas,
    Montse
    http://losmillibros.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
  13. Hola!! una escritora con una extensa obra y que no para de aprender e intentar mejorar. Sin duda tengo que darle una oportunidad a alguno de sus libros a ver que tal está. Gracias por la entrevista y por dar a conocer a la escritora. Besos!!

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola! Al contrario que en tu entrevista anterior, a esta autora no la conocía ni sus libros, pero tiene bastantes, no descarto leer alguno en el futuro, ¡espero que le vaya genial con ellos!
    Un abrazo :3

    ResponderEliminar

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...