Autora del mes: Ana Álvarez

Autora del mes: Ana Álvarez

jueves, 24 de abril de 2014

ENTREVISTA A LORRAINE COCO





Hola Locas del Romance. Como bien saben cada mes hay una invitada para la entrevista. En este mes nos da un gusto poder traer a una autora española que además acaba de anunciar que es una chica Harlequin. Lorraine Cocó.
Así que las invitamos a venir con nosotras. La encontraremos en un hermoso jardín engalanado con flores de múltiples colores. Ahí está sentada en una banca tomando un poco de aire con esta brisita primaveral y acompañada de su libreta de notas.
LOCAS DEL ROMANCE : Hola Lorraine.  Gracias por regalarnos de tu tiempo para esta entrevista. Estamos muy contentas e ilusionadas con tenerte con nosotras.
Si alguna de nuestras preguntas te incomoda, siéntete libre de pasarla por alto y disculparnos.
Aclarados estos puntos y agradeciéndote tu presencia en este pequeño rincón nuestro del ciberespacio, comenzamos (con tu permiso) la entrevista.
LR. Lorraine, antes de comenzar directamente friéndote a preguntas sobre tu obra, cuéntanos algo más sobre ti. Para aquellas que no te conozcan. ¿Cuál es tu verdadero nombre? ¿De dónde eres? ¿Cómo surgió la idea de tus pseudónimos? ¿Tienen algún significado especial?
Hola a todas, lo primero es agradeceros esta entrevista, que me permite, no solo darme a conocer un poquito más, sino acercarme a vosotras. Y después, deciros que mi nombre es Lorena Rodríguez, y soy española. Nací en una ciudad preciosa de la costa, llamada Cartagena. Y el tema del seudónimo, bueno, fue una cuestión de necesidad. También soy autora de literatura infantil y juvenil. Dos géneros que no tienen nada en común con la romántica, y creí necesarios separar de ella. Por esta razón me puse a pensar de qué otra forma podía llamarme. El original de mi nombre es Lorraine, que es francés. Siempre me ha gustado, y creí que era una ocasión inestimable para poder usarlo. Y Cocó, es el apodo de mi hijo mayor, que también es un nombre de origen francés. Los pronuncié en voz alta juntos, y me encantó, por lo que no lo pensé dos veces y lo adopté como seudónimo.
L.R. Respecto a tus gustos personales, imaginamos que a través de los libros y de determinados personajes, en muchas ocasiones podemos ver a la mujer que se oculta tras el pseudónimo y su obra. Pero así entre nosotras, ¿cuál es tu color favorito? ¿Sueles inspirarte con algún tipo de música especifica? ¿Se podría decir que hay algún grupo concreto o solista que de alguna forma haya influido o interferido con tu espíritu creador?
En cuanto al color, aunque me gustan muchos colores, siento una debilidad especial por el rosa y el púrpura. Y la música, tengo que decir que es muy importante dentro de mi proceso de creación. No hay un autor en concreto a la hora de crear. Tengo mis músicos predilectos, está claro, pero no siempre son los que uso para escribir. Cuando comienzo un nuevo proyecto, en la fase de documentación, también busco la que será “la banda sonora” del libro. Música que me ayuda a visualizar las escenas, como en una película. Cada obra tiene la suya, y para mí son de un inestimable valor.
L.R. ¿Cómo te describirías a ti misma? ¿Qué tres virtudes y qué tres defectos crees que te definen?
Creo que como todas las mujeres soy bastante complicada. Te diré seis cosas que soy, pero no si son virtudes o defectos, porque depende de para quién las sufre…Jajaja. Soy muy cabezota, soñadora, impulsiva, generosa, tengo un carácter muy fuerte, y leal.
L.R. Una de las cosas que siempre nos ha llamado la atención de los escritores y que nos pica la curiosidad (admitámoslo, somos cotillas al máximo), es conocer la formación que poseen los autores que tanto nos enamoran. ¿Podrías contarnos algo sobre esto? ¿Qué estudiaste? ¿Dónde te formaste? ¿Has hecho cursos específicos para escritores o todo es talento natural y trabajo?
Mis estudios son de técnico superior en hostelería y turismo. Y tengo formación en Marketing y ventas. No he hecho un curso en sí, sobre escritura, aunque he leído multitud de manuales que me pudiesen ayudar. Uno de ellos es un libro que recomiendo siempre a las autoras que comienzan y que me parece sumamente útil. “Tú también puedes escribir una novela romántica” de José de la Rosa. Cuando lo leí muchas de las cosas que recomendaba el autor, yo ya las hacía de manera natural. Creo de todas formas, que cada autor tiene su sistema, el que a él le funciona, y se debe dejar guiar por su instinto.
L.R. Hablando sobre tu trabajo  de escritora, imaginamos que un libro no se escribe en un momento, sin embargo tú eres una autora especialmente prolífica.. ¿Cuál es el proceso que sigues para crear estas joyas de la literatura romántica? ¿Qué proceso mental/físico o extrasensorial tiene lugar para que des a luz a tu obra?
Bueno yo creo que es algo imposible de describir desde el comienzo. A mí cualquier pequeño aspecto de la vida cotidiana me inspira una idea. Unas veces es el nombre de un personaje, otras una situación, un escenario, una característica especial del personaje, un entorno, una historia. Cada una de las cosas que pasan por mi cabeza intento apuntarlas en una libreta. Tengo muchísimas, con anotaciones de todo tipo. Esas ideas mientras escribo una historia se siguen fraguando en mi cabeza, tomando forma, y pasan a otra libreta, mi argumentario. Allí anotó tramas y datos de los personajes. Esas tramas también se van enriqueciendo mientras hago mis proyectos, siguen inundando mi mente pidiendo salir. Y no puedo silenciarlas. De manera que conforme termino una historia, la siguiente está llamando a la puerta para salir. Adoro escribir, y le dedico todo el tiempo que puedo, aun robándole horas al sueño u otras actividades. No hay más misterio; mucho trabajo, constancia y ganas de seguir soñando, esa es mi fórmula.
L.R. Trasladémonos ahora a un día en la vida de Lorraine Coco ¿Cómo es? ¿A qué hora del día sueles ponerte escribir? ¿Cuántas horas de duro trabajo supone un día cualquiera? ¿Dedicas todo ese tiempo a escribir o sueles alternarlo con investigación y algún otro asunto? ¿Qué elementos de tu vida, de tu alrededor (tangibles o no), suelen servirte de inspiración o cortarla de raíz?
Mis días comienzan muy temprano, sobre las cuatro o cinco de la mañana, depende de la fase en la que esté del proyecto y mi urgencia por terminarlo. En total, al cabo del día, le dedico unas quince horas diarias, pero no son solo a escribir. Hay una parte muy importante de documentación, y otra aún mayor a estar en contacto con mis seguidoras a través de las redes, promoción…etc. La labor de un escritor hoy en día, es bastante compleja, debe hacer muchas cosas, que no son solo escribir. Y yo disfruto con cada una de ellas.
L. R. Viajemos al pasado por un momento, a esa primera vez (que tú recuerdes) con un libro entre tus manos. ¿Qué edad tenías, qué libro era y de qué forma te marcó? ¿Recuerdas quién te lo dio? ¿A quién echarías la culpa de tu afición a la lectura y la escritura?
Mis primeros libros fueron de poesía, y cuentos clásicos. Mi padre siempre ha sido un gran lector, y yo lo veía leer mucho, eso hizo que me llamaran mucho la atención las historias que contenían los libros que había por mi casa. Viendo que me gustaban tanto, siguieron los regalos. En esta ocasión era mi madre la que me compraba libros. De aventuras, suspense, más tarde ciencia ficción… Mi primer libro de romántica, fue un comic. Las aventuras de súper Esther. Que no era más que un comic para chicas, que relataba las historias de una adolescente y su amor por Juanito. Me lo pasaba en grande, pero se me hizo corto. Yo ya escribía, poesía más concretamente, el impulso final hacía la escritura, me lo dio mi profesora de literatura en el instituto. Doña Milagros. Que leía todo lo que escribía y me animaba y daba consejos. Por aquel entonces yo ya estaba enganchada a las novelitas de Harlequin y de ahí a las grandes autoras de la romántica.
L.R. Como románticas empedernidas que somos, hay ciertas preguntas que no podemos evitar y esta es una de ellas: ¿Cómo es para ti el hombre ideal? ¿De qué forma esperarías que te conquistaran? ¿Eres una mujer que disfrute de flores y bombones o prefieres algo menos convencional? ¿Alguna película/libro favoritos (léase: Disney, cuentos de hadas, ranas que se transforman...) que hayan influido en tu forma de ver el amor y en lo que esperas de él? Y lo más importante de todo... ¿Lo has encontrado ya? ¿Tiene hermanos? (jajajaja)
¡Madre mía! Cuántas cosas, voy por partes. Mi hombre ideal…Creo que es la primera vez, que tengo que hacer una pausa para contestar…jajaja. Mi hombre ideal es un hombre fuerte, con mucho carácter. Con las ideas muy claras y fuertes ambiciones. Familiar, con un sentido del humor sutil, y cómplice conmigo. Un hombre que entienda mis cambios de humor y necesidades, y que no se conforme con el mundo que hay ante sus ojos, que necesite ver y conocer más. ¿En cuanto a si lo he encontrado? Sí, es mi marido. Y lo siento, pero es hijo único. Mi libro favorito de los clásicos de princesas siempre fue La cenicienta, imagino que siempre me ha parecido de lo más romántico que te rescate un príncipe. Pero las cosas han cambiado y ni yo misma dejo que eso suceda. Creo que la mujer no necesita ser rescatada. Somos fuertes y decididas, Me gusta más la idea de una mujer que tiene el control sobre su destino. Y en cuanto a la conquista, soy romántica, y aunque me gustan los detalles, se me conquista con otras cosas. Más con experiencias que con objetos.
L.R. Imaginamos que como escritora de romance, en primer lugar y antes de decantarte por este género, fuiste ávida lectora de autoras ya consagradas. Dinos ¿alguna autora o libro te marcó de forma especial, haciéndote decidir escribir novela romántica y no novela negra, fantástica o histórica (o cualquier otro género)? ¿Qué libro es para ti, a día de hoy, tu principal referente (ese que no puedes parar de leer)? ¿Hay algún género literario en especial que seas incapaz de leer o rechaces de antemano? ¿Y en novela romántica, algún subgénero que digas "esto no es para mí"?
Un libro que recuerdo siempre como un detonante en mi vida es “El caballero de la brillante armadura” de Jude Deveraux. Me fascinó. Recuerdo haber llorado al finalizarlo. Como agua para chocolate de Isabel Allende, también me encantó. Pero soy fanática de Nora Robert, Johanna Lindsey, Daniel Steel… Fueron las primeras. Después se han sumado muchas más. En cuanto a lo que no leo…Nada bélico. Y en cuanto a un subgénero romántico, ahora mismo solo me dá pereza la erótica. Creo que no va conmigo.
L. R. Centrémonos ahora en tu trabajo de escritora, lo que a día de hoy es tu obra publicada. Sabemos que últimamente has publicado con Harlequin, , también sabemos que durante un tiempo (y a fecha actual) eres autora autoeditada. Pero antes de todo esto, antes de decidir publicar tu primer "libro (y permítenos que lo llamemos así) de verdad" ¿hay algún secreto oscuro en el pasado de Lorraine Cocó? ¿Escribiste algún artículo para alguna revista, alguna redacción ganadora en el colegio, un cuento... cualquier cosa? ¿Nos hablarías un poco de ello?
La verdad es que no hay nada. Escribía y lo dejaba a leer a mi profesora de instituto y a mi madre. Cuando comencé a escribir novelas, se las prestaba a mi círculo más íntimo de amigas, pero hasta que me autopubliqué, nadie más había tenido acceso a mi obra. Fue mi marido, el que me instó a que me autopublicara, viendo que yo no tenía intención de enviar mi obra a ninguna editorial.
L. R. ¿Cuál fue tu primera novela y cómo surgió la idea? ¿Cuánto tardaste en terminarla? ¿Qué personaje resultó más irreverente y te dio más dolores de cabeza? ¿Cuál es tu escena preferida? ¿Recuerdas el momento en que la escribiste o fue producto de un intervalo de "éxtasis de escritor"? ¿En qué momento decides compartir esta con el mundo?
Mi primera novela fue Perdición Tejana, y fue una locura que me dio aún no  sé de qué manera. Estaba frente a unos folios en blanco, aburrida y sin saber qué hacer, y se me ocurrió escribir lo que pasara por mi mente. Cuando levanté la vista, había manuscrito los tres primeros capítulos de la novela. Durante los siguientes quince días no pude hacer otra cosa más que pensar en la historia y sus personajes, porque lo que no hice otra cosa, solo escribir. Tardé esos quince días en escribirla, y fue tan sencillo como dejar que saliese lo que llevaba dentro, nada más. A lo largo de los años, he ido modificando y corrigiendo cosas de esa novela, pero fue así. En cuanto a los personajes, todos estaban tan bien definidos en mi cabeza, que no hubo problema con ninguno, simplemente existían. Y la escena, una de mis favoritas es la de la bañera. ¿Cuándo la compartí con el mundo? Al autopublicarla el septiembre pasado.
L. R. Llegamos a este momento en que tu primer pequeño va a ser publicado con Harequin Gotas de chocolate y menta (que estamos ansiosas por leer), con el que finalmente conseguiste el sueño de ser AUTORA publicada con editorial de tus sueños.. ¿Cómo se siente una al recibir la noticia de que tu hijo abandona el nido y nada más y nada menos que de mano de HQN? ¿Qué fue lo primero que pensaste? (cuando nos enteramos lo primero que comentamos fue "ya era hora").
¿Ah sí? No sabía que pensarais eso…jajajaja. Bueno fue algo increíble. Como en una película, y muy rápido. Yo estaba recibiendo ofertas de otras editoriales, pero la verdad es que desde que comencé a escribir Gotas, solo tuve a Harlequin en mente. Fue mágico saber que ellos estaban igual de enamorados de mi novela, que yo. No puedo describir la felicidad que se siente al ver cumplido un sueño de esa manera. Además, la conexión con la gente de la editorial, fue increíble desde el principio. Más que un pensamiento, lo que recuerdo al recibir la noticia es una sensación. Como si fuese a estallar de felicidad. Una energía arrolladora que me gritaba ¡Ya está!
L. R. ¿Resultó muy difícil realizar el trabajo de investigación para este libro específico?
No, para nada. Tiene mucho de mí, de mis experiencias. De cosas que me gustan. No fue nada complicado.  
L. R. ¿Sueles poner cara a tus personajes? ¿Actores o personas con las que te cruzas un día, que conoces... o todo nace de tu imaginación? ¿Cómo y de dónde salen estos hombres y mujeres que nos atrapan con sus vidas?
El personaje como te comentaba antes, sale de cualquier idea que se me pase por la cabeza, pero cuando tengo claro cómo es, tanto física o psíquicamente, sí busco entre las imágenes de google rostros que se adecuen a lo que yo tengo en mente. Luego pego las fotos en un panel que hago y que cuelgo frente a mi escritorio durante todo el proceso de creación. Este panel tiene toda la trama, subtramas, giros, resúmenes de capítulos, personajes, relación entre ellos… Me ayuda a seguir el norte cuando los personajes seme revelan. Por supuesto, este panel, sufre muchas transformaciones durante el proceso de escritura de la novela.
Hasta aquí nuestras preguntas, Lorraine Cocó Te agradecemos muchísimo el tiempo que has dedicado a contestarnos, sabemos que eres una persona muy ocupada y esperamos (y deseamos con todas nuestras fuerzas) que todo el trabajo que tienes entre manos, te reporte el mayor éxito del mundo.
Un abrazo de parte de Locas del Romance y ¡Hasta pronto!
Muchas gracias a vosotras, ha sido un placer realizar esta entrevista que espero que disfrutéis tanto como yo. Un beso grande a todas y en especial a ti, Naitora.




5 comentarios:

  1. Muy buena entrevista, aunque me he dejado los ojos con ese color rosa pálido!!! Un besazo a la entrevistadora y la entrevistada, es genial conocer a autoras tan maravillosas y sentirlas más cercanas, más reales.
    Besos!!!!

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado conocerte, y saber cuáles van a ser tus pasos. Enhorabuena por tu publicación en TQÑ. La espero.

    ResponderEliminar
  3. Una entrevista de lo más interesante, enhorabuena!!! Me siento identificada con Lorraine en muchas cosas, menos en lo de levantarme a esas horas de la madrugada jajjaa

    ResponderEliminar

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...