Autora del mes: Fabían Vázquez

Autora del mes: Fabían Vázquez

miércoles, 15 de febrero de 2017

Entrevista a Lucía Herrero

Muy buenas noches Loc@s del Romance. ¡Ya ha llegado el mes más romántico del año y para nosotras el mes de nuestro aniversario! Eso significa que tenemos la obligación de seguir trayendo más secciones y autoras para disfrute de tod@s vosotros.

En este caso, esta vez tenemos el gusto de contar con una invitada especial. Una pelirroja encantadora de sonrisa peligrosa y pluma deliciosa que seguro os va a conquistar. Ella se ha dado a conocer como una autora autopublicada que nos ha ido enamorando con historias y personajes reales y dignos de mencionar.

Os invito a venir a nuestra cita, esta vez es una casita de té donde ella nos espera con esa mirada vivaracha que esconde muchos secretos. Ante nosotros tenemos a Lucia Herrero.

L.R. Hola Lucia, Buenas noches, antes que nada muchas gracias por participar en este espacio, pues sabemos que eres una persona muy ocupada.

Si alguna de nuestras preguntas te incomoda, siéntete libre de pasarla por alto y disculparnos.

Aclarados estos puntos, comenzamos (con tu permiso) la entrevista.

Antes de comenzar directamente friéndote a preguntas sobre tu obra, cuéntanos algo más sobre ti. Para aquellas que no te conozcan. ¿Cuál es tu verdadero nombre? ¿De dónde eres? ¿Cómo surgió la idea de tus pseudónimos? ¿Tienen algún significado especial?

L.H. Buenas noches y, antes que nada, muchísimas gracias por invitarme.
Mi verdadero nombre es Lucía, aunque mi apellido real prefiero mantenerlo en el anonimato. Soy de San Sebastián. Y la idea de mi seudónimo, pues surgió barajando posibilidades. Probé con apellidos de mis abuelos porque quería mantener algo mío, pero, o no me convencían, o ya había alguien que se llamaba así. Entonces mi marido me propuso usar su apellido como seudónimo. Y eso hice, al estilo americano, jajaja…

L.R. Respecto a tus gustos personales, imaginamos que a través de los libros y de determinados personajes, en muchas ocasiones podemos
ver a la mujer que se oculta tras el pseudónimo y su obra. Pero así entre nosotras, ¿cuál es tu color favorito? ¿Sueles inspirarte con algún tipo de música específica? ¿Se podría decir que hay algún grupo concreto o solista que de alguna forma haya influido o interferido con tu espíritu creador?
L.H. Mi color favorito es el azul, junto con el no-color, el negro. No puedo decirte que me inspire con una música en concreto. Me gusta la música rock y heavy, pero escucho un poco de todo. Hay una canción para cada momento y estado de ánimo.

L.R. ¿Cómo te describirías a ti misma? ¿Qué tres virtudes y qué tres defectos crees que te definen?

L.H. No es fácil describirme, soy complicada, jajaja… Diría que soy coherente, sincera, directa, tenaz, positiva y proactiva. Parece que he mencionado seis virtudes, ¿verdad? Pues en realidad pienso que las virtudes y defectos son un poco relativos. Ser sincero y directo no siempre es bueno, porque no todo el mundo pregunta para escuchar lo que piensas de verdad, sino lo que quiere oír. Y respecto a mi tenacidad, si preguntas a mi madre te dirá que es cabezonería. Es probable, pero yo prefiero verle el lado positivo.

L.R. Una de las cosas que siempre nos ha llamado la atención de los escritores y que nos pica la curiosidad (admitámoslo, somos cotillas al máximo), es conocer la formación que poseen los autores que tanto nos enamoran. ¿Podrías contarnos algo sobre esto? ¿Qué estudiaste? ¿Dónde te formaste? ¿Has hecho cursos específicos para escritores o todo es talento natural y trabajo?

L.H. La verdad es que nunca he hecho ningún curso de escritura. Estudié Turismo, que es una carrera fantástica para jugar al Trivial, y probablemente también para escribir, porque te da una culturilla general bastante amplia. Además, soy de letras, con lo que al menos en el bachillerato tuve cierta formación en lengua y literatura. Por otra parte, ya de niña era lectora compulsiva, con lo que siempre he tenido un buen dominio del lenguaje. También soy muy perfeccionista y me gusta aprender y superarme. Leo cualquier cosa a la que crea que le puedo sacar algún provecho, así que también leo de forma habitual artículos y manuales para escritores que, la verdad, encuentro bastante útiles. Diría que lo mío es talento natural, trabajo, curiosidad y afán de superación. Siempre se puede seguir aprendiendo.

L.R. Hablando sobre tu trabajo  de escritora, imaginamos que un libro no se escribe en un momento, tus obras como Lucía Herrero nos sorprendes y emocionas  con nuevas historias. ¿Cuál es el proceso que sigues para crear estas joyas de la literatura romántica? ¿Qué proceso mental/físico o extrasensorial tiene lugar para que des a luz a tu obra?

L.H. El proceso que siguen mis historias es unas veces más largo y otras más corto, pero en general se resumiría en lo siguiente: tengo una idea, que normalmente incluye un par de protagonistas y una situación. A veces es una historia resumida en tres líneas, otras veces solo un punto de partida. El caso es que, a partir de ahí, me dedico a darle vueltas a esa idea: cómo son los protagonistas, sus deseos, sus miedos, cómo reaccionan el uno al otro en la situación que voy a hacerles vivir… Cuando empiezo a conocerlos, hago fichas de personajes y un guion básico, y luego sigo dándole vueltas hasta que la historia está más o menos montada en mi cabeza. Entonces empiezo a escribir. A menudo, cuando la novela ya está en marcha se me ocurren giros o relaciones entre personajes secundarios que hacen la historia más interesante. Voy escribiendo y repasando lo que he escrito en los días anteriores. Si tengo que parar por unos días, o me atasco, la releo desde el principio y la voy corrigiendo de nuevo. Me ayuda a retomar el hilo. Y cuando la termino, la corrijo entera otra vez. Luego la dejo en reposo y la vuelvo a corregir de nuevo. ¿He dicho ya que soy bastante perfeccionista?

L.R. Trasladémonos ahora a un día en la vida de Lucia Herrero ¿Cómo es? ¿A qué hora del día sueles ponerte escribir? ¿Cuántas horas de duro trabajo supone un día cualquiera? ¿Dedicas todo ese tiempo a escribir o sueles alternarlo con investigación y algún otro asunto? ¿Qué elementos de tu vida, de tu alrededor (tangibles o no), suelen servirte de inspiración o cortarla de raíz?

L.H. Como suelo decir cuando la gente me pregunta de dónde saco el tiempo para escribir, “mi vida empieza a las diez de la noche”, que es cuando se acuestan mis hijos. Trabajo ocho horas a jornada partida de lunes a viernes, con lo que, como comprenderéis, no me queda mucho tiempo. A mediodía, a veces aprovecho para planificar alguna escena o retocar algún personaje en mi cabeza, en el trayecto del trabajo a casa y de casa al trabajo. A veces escribo algo en una libreta y luego por la noche lo paso al ordenador pero, por lo general, escribo por la noche. Hay días en que no puedo hacer nada, salvo quizás pensar un poco en la historia, y días en los que puedo escribir un par de horas. Prefiero no tener que investigar mucho una vez que empiezo a escribir, porque es fácil dispersarse.
Respecto a la inspiración, no creo que haya nada que la corte de raíz, aunque hay muchas cosas que te enredan y te impiden aprovechar el tiempo, como las redes sociales. A veces son fuente de inspiración, porque son muy visuales y una imagen te puede dar una historia si te cala lo suficiente. Pero también te puedes pasar horas perdiendo el tiempo. A mí la inspiración me llega sobre todo cocinando, conduciendo o caminando. Lo creáis o no, es cuando se me ocurren las mejores ideas.


L. R. Viajemos al pasado por un momento, a esa primera vez (que tú recuerdes) con un libro entre tus manos. ¿Qué edad tenías, qué libro era y de qué forma te marcó? ¿Recuerdas quién te lo dio? ¿A quién echarías la culpa de tu afición a la lectura y la escritura?

L.H. No puedo recordar la primera vez con un libro entre las manos. Mi madre siempre nos compraba libros, se hizo socia del Círculo de Lectores y siempre nos animaba a leer. Una de las primeras colecciones que recuerdo era una de cuentos infantiles, “Miniclásicos”, que eran doce libros de diez cuentos cada uno. Me la llevé a mi casa y mis hijos ya los han leído todos. Aunque, si tuviera que echar la culpa a un libro, te diría que fue “La historia interminable”, de Michael Ende. Lo leí en tres tardes, sentada en la mecedora de mi abuela desde que llegaba del colegio hasta que me llamaban para cenar. Me deslumbró. Creo que fue entonces cuando decidí que quería escribir, que yo también quería contribuir a que Fantasía siguiera creciendo.

L.R. Como románticas empedernidas que somos, hay ciertas preguntas que no podemos evitar y esta es una de ellas: ¿Cómo es para ti el hombre ideal? ¿De qué forma esperarías que te conquistaran? ¿Eres una mujer que disfrute de flores y bombones o prefieres algo menos convencional? ¿Alguna película/libro favoritos (léase: Disney, cuentos de hadas, ranas que se transforman...) que hayan influido en tu forma de ver el amor y en lo que esperas de él? Y lo más importante de todo... ¿Lo has encontrado ya? ¿Tiene hermanos? (jajajaja)

L.H. El hombre ideal no existe, porque todas esperaríamos que fuera perfecto, y entonces sería un rollo, y además nos haría sentir fatal porque se notarían aún más nuestros propios defectos, jajaja… Creo en los hombres reales, con virtudes y defectos. Me conquista la honestidad. Y, desde luego, me encantan las flores y los bombones. Mi marido acostumbra a mandarme flores en los aniversarios, pero cualquier otro detalle vale igual. Hace poco me sorprendió con una cajita de té de degustación que había visto en un viaje de trabajo al pasar por un escaparate. Me encanta el té y me lo compró sin ningún motivo especial. Esos detalles me conquistan.
Respecto a mi forma de ver el amor, no creo que ningún libro ni película haya influido porque he leído mucho y, por fortuna, soy capaz de ver que todos los protagonistas tienen defectos, hasta en los cuentos de hadas. Y sí, lo he encontrado (o al menos eso creo hasta la fecha, jajaja) y no, no tiene hermanos, lo siento.


L.R. Imaginamos que como escritora de romance, en primer lugar y antes de decantarte por este género, fuiste ávida lectora de autoras ya consagradas. Dinos ¿alguna autora o libro te marcó de forma especial, haciéndote decidir escribir novela romántica y no novela negra, fantástica o histórica (o cualquier otro género)? ¿Qué libro es para ti, a día de hoy, tu principal referente (ese que no puedes parar de leer)? ¿Hay algún género literario en especial que seas incapaz de leer o rechaces de antemano? ¿Y en novela romántica, algún subgénero que digas "esto no es para mí"?

L.H. Como lectora pasé directamente de las novelas infantiles y juveniles a la romántica, así que difícilmente podría haber escrito otra cosa, aunque también he leído fantasía y ciencia ficción, pero en menor medida.  Si mal no recuerdo, una de mis amigas leyó una novela de Johanna Lindsey que cayó en sus manos, y fue pasando de una a otra hasta que la leímos todas. Buscamos más y nos hicimos asiduas a la biblioteca municipal. Leí prácticamente todo lo que había de romántica histórica. Johanna Lindsey sigue siendo una de mis autoras favoritas, aunque no podría dar un único libro como referente.
No hay ningún género literario que rechace de antemano porque soy de las que procuran no decir “de esta agua no beberé”. En general no me atraen ni las biografías, ni el ensayo, ni la novela negra, y tampoco las de terror, pero nunca se sabe qué me va a apetecer leer (o escribir) mañana.
Dentro de la romántica no descarto ningún subgénero, supongo que por eso no me cansa, porque hay muchísima variedad. Quizás el que menos me entusiasme sea el chick-lit. Igual es que tengo un sentido del humor un poco “vasco”.


L. R. Centrémonos ahora en tu trabajo de escritora, pero antes de todo esto, antes de decidir publicar tu primer libro ¿hay algún secreto oscuro en el pasado de Lucía Herrero? ¿Escribiste algún artículo para alguna revista, alguna redacción ganadora en el colegio, un cuento... cualquier cosa? ¿Nos hablarías un poco de ello?

L.H. ¿Secreto oscuro? Jajaja… La verdad es que hubo un cuento en el colegio. Tuve un profesor de lengua que nos hizo escribir una historia para un concurso (que no gané, por cierto). Yo escribí una sobre un
elfo de la que no recuerdo mucho más. Me hizo sudar tinta, porque me señalaba todas las cosas que yo me sacaba de la manga, y me preguntaba “¿Y esto por qué?”. Yo le contestaba a veces: “No sé, porque sí”, y recuerdo que me dijo: “No, nada de «porque sí». En una historia todo tiene que tener un porqué, todo debe aportar algo, y si no, sobra. Y te lo digo porque se nota que te gusta escribir, así que si puedes hacerlo mejor, tienes que hacerlo mejor. No me vale un «porque sí»”.
 
L. R. ¿Cuál fue tu primera novela y cómo surgió la idea? ¿Cuánto tardaste en terminarla? ¿Qué personaje resultó más irreverente y te dio más dolores de cabeza? ¿Cuál es tu escena preferida? ¿Recuerdas el momento en que la escribiste o fue producto de un intervalo de "éxtasis de escritor"? ¿En qué momento decides compartir esta con el mundo?

L.H. Mi primera novela fue “Depredador” y el primer borrador lo escribí en tres meses. Escribía y corregía todos los días, me tenía completamente absorbida. Si algún personaje me dio dolores de cabeza, ese fue Rafa. Como personaje es fantástico, porque enseguida tomó las riendas de la historia y hacía literalmente lo que le daba la gana. Me divertí mucho con él. Tengo muchas escenas preferidas, pero quizás destacaría una que marca un hito en la novela: ese fin de semana en que confiesa que siente algo por Laia pero no se atreve a ponerlo en palabras. Es el primer indicio de que se está enamorando hasta las trancas y está aterrorizado. No recuerdo especialmente el momento en que la escribí, aunque probablemente ya la tenía en la cabeza para cuando la pasé al ordenador.
Respecto a lo de compartirla… Para cuando tuve la cuarta novela terminada decidí que iba siendo hora de animarme a publicar. No empecé por la primera, sino por la segunda, que fue “Empujones del destino”. Me parecía que podía abarcar un público mayor, ya que Depredador tiene mucha más carga erótica.

L. R. Has saltado de una novela con personajes fuertes y ya adultos por entero a una novela con toques más dulces como lo es LA TENTACIÓN MAS DULCE que se podría catalogar como New Adult ¿Cómo surge en general la? Hay un personaje que me ha conquistado y es el de la niña, que encima logra tener y mantener esa postura infantil ¿Qué tan complejo fue para ti optar por un personaje así? ¿Qué es lo que más te costó escribir y lo que más disfrutaste? ¿De dónde sacas tus ideas para esas escenas de alto contenido erótico? ¿Te
resulta difícil escribirlas?

L.H. La tentación más dulce llevaba años en mi cabeza. Es una típica fantasía de “chica joven seduce a hombre mayor”, aunque en realidad tampoco se llevan tantos años. Los personajes dieron muchas vueltas en mi imaginación hasta encajar en John y Carlota, pero cuando los tuve, la historia salió sola. Son dos personajes fuertes, sobre todo ella, que es fantástica. La niña estaba en la historia desde el minuto cero porque es el nexo de unión, y la verdad es que no me costó mucho crearla porque mi hija tenía la edad de ella cuando comienza la novela, y mi hijo la edad que ella tiene durante todo el desarrollo de la trama. Tenía a mano las referencias de comportamiento y vocabulario.
Lo que más me costó escribir fue probablemente la depresión de Emma. No soy nada dramática, y lo pasé muy mal por la pobre niña.
Las ideas para las escenas eróticas salen de los personajes. Yo opino que si un personaje es sólido, lo pones en una situación y él solo te da la escena, porque reacciona al estímulo. Igual hay gente a la que eso le suena a locura, pero muchos escritores me entenderán. Llegado el momento, te metes en la piel del personaje y actúas como lo haría él o ella, no piensas en qué harías tú. Lo mejor, de hecho, es no pensar demasiado y dejarse llevar por el papel.


L. R. Sabemos que tienes una obra llamada Depredador, la segunda novela larga que has escrito. ¿Cómo llegó a ti la idea? ¿La musa te dio muchos dolores de cabeza o tenías ya una base completa?

L.H. La idea de Depredador surgió de dos hechos aislados: una cena de amigas y una feria en Madrid. Son dos escenas de la novela. Un día salí de cena y de marcha, y no, no me encontré ningún Rafa, pero la idea vino a mí en forma de relato. No quería que Rafa se colgara la medallita a las primeras de cambio, así que se me ocurrió junto con la segunda escena, la feria, que él fuera de otra ciudad. La distancia me dio el argumento en cuanto los personajes empezaron a desarrollarse. Es una historia de idas y venidas que van conformando una relación que con cada viaje se hace más profunda. La musa me lo puso fácil porque, como ya he dicho antes, Rafa es un personaje fantástico. Le adoro.
   
L. R. ¿Sueles poner cara a tus personajes? ¿Actores o personas con las que te cruzas un día, que conoces... o todo nace de tu imaginación? ¿Cómo y de dónde salen estos hombres y mujeres que nos atrapan con sus vidas?

L.H. Suelo poner cara a casi todos mis personajes, aunque por ejemplo Rafa y Laia salieron directamente de mi imaginación. Por lo demás, casi todos cogen un poco de aquí y otro de allá. Algunos tienen parte de personas reales que me he cruzado en alguna ocasión, incluso aunque no conozca sus nombres. Otros se ponen la piel de un actor, o modelo. La inspiración tiene muchas formas.

L. R. Vamos a ver si caes. ¿Tienes alguna novedad y noticia para compartirnos aquí en confianza?

L.H.  Espero tener pronto una novedad y noticia en forma de colaboración en una antología para la que todavía no tengo fecha. En lo que a novelas se refiere, tengo una paranormal que me gustaría que viera la luz este año, aunque no puedo asegurar nada. Y estoy trabajando en una Time Travel que tampoco puedo precisar cuándo estará acabada ni qué haré con ella, así que, como veis, no puedo decir gran cosa, jajaja…

L.R. Lucía te dejamos con nuestr@s lector@s para que les dejes un mensaje.

L.H. ¿Un mensaje? ¡Huy, qué difícil! Pues nada, que, si han llegado hasta aquí, gracias por su interés y su paciencia, porque anda que no me he enrollado ni nada… jajaja. Y que espero que se animen a leer alguna de mis novelas si es que no lo han hecho aún. Y si, además de vuestr@s lector@s, resulta que también son mí@s... Pues que les agradezco  infinitamente la confianza depositada en mí y en mis historias y que espero no defraudarl@s en las que vengan en un futuro.

¡Un abrazo y millones de gracias!

Un abrazo de parte de Locas del Romance y ¡Hasta pronto!



16 comentarios:

  1. ¡Hola!
    No conocia a esta autora. Pero me gusto la entrevista, estuvo entretenida. Voy a ver cual libro me apunto de ella, pues me ha llamado la atencion.

    Saludos ♥

    ResponderEliminar
  2. Holaaa!!!!

    Las portadas yo creo que ya las había visto, sin embargo a la autora no la conocía y vaya entrevista, sin duda me quedo con el esfuerzo de la autora que se ve que se lo está currando muchísimo.

    besotes

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    El género que escribe no es mi favorito y no he leído nada de ella, pero parece muy maja en la entrevista. Además coincidimos en colores favoritos!
    Un beso ^-^

    ResponderEliminar
  4. Hola! Me ha encantado la entrevista me parece muy interesante y ya tengo algunos de sus libros anotados para ir haciéndome con ellos y estrenarme con la autora.
    Gracias por la entrevista!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola!! Había visto uno de sus libros pero no me llamó mucho la atención, sin embargo me gustó mucho lo que nos cuenta la autora en esta entrevista por lo que quizás me anime con alguna de sus historias!!
    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  6. hola!!!!

    Gracias por la entrevista cielo y a ti Lucia!
    Me quedo con la entrevista…con la historia interminable…un libro que a mi verdaderamente me encanto!!!
    Y si, el hombre ideal no existe…..jajajajajajajjajaja…pero te lo estoy escribiendo sin mi marido delante,pq sino me dice¡¡¡oyeee!!!!!!De tus novelas…la tentación más dulce es la que me tento…”chica joven seduce a hombre mayor” hummmmmm
    Besitoss

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Gracias por compartir la entrevista. Me encantan las portadas de sus libros, apuntados quedan :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. hola guapi,
    no he leido nada de la autora, y otra que me apunto. Creo que me va a gustar mucho asi que me apunto autora y obra

    besitos

    ResponderEliminar
  9. Hola flor.

    Me ha encantado la entrevista. He tenido oportunidad de leer a Lucía en alguna que otra ocasión y tengo que reconocer que me encanta su pluma, la forma que tiene de encauzar una novela y la manera de desarrollarla. Por eso me apunto su último libro que aún no he tenido oportunidad de leerlo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa, no conocía a la autora por lo que gracias por presentármela, estaré atenta a partir de ahora a sus novelas. Un beso y nos leemos.

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado mucho la entrevista.
    Muchas gracias por hacer que la conozcamos un poco mas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. ¡Hooola! Qué placer leer a esta autora, estupenda entrevista, me encanta cómo hacen preguntas de todo un poco <3 ay, el consejo de su maestro también me llegó jiji ;) Me voy a apuntar algunas de sus obras :D
    ¡Besitos! :3

    ResponderEliminar
  13. He leido un libro de esta autora y me gusto mucho. Me alegro saber mas a la autora.
    Un besito enorme
    Val

    ResponderEliminar
  14. He visto algunos de estos libros por Fb,aún no leo nada de la escritora,gracias por la entrevista.

    ResponderEliminar
  15. Hola! Gracias por darme a conocer a esta autora ya que no tenía el gusto. Felicidades a ambas por tan estupenda entrevista. Me encanta no solo ver el lado de autora si no el de persona también. El hecho de que se autopublique, trabaje jornada partida, lleve una casa,etc tiene muchísimo mérito. Yo también adoro el rock y el heavy, aunque al igual que la autora escucho todo tipo de música según mi estado de ánimo. Más de uno de sus libros me ha llamado la atención así que tomo nota.
    Un beso!
    Isa
    El desván de las delicias.

    ResponderEliminar
  16. Holitasss..
    Fenomenal l entrevista.. enhorabuena.
    Yo por mi parte no conosia a esta Autora y a sus trabajos.
    Me alegra conocer un poco más a la persona detrás de ese seudónimo.
    Espero poder leerla pronto y descubrir su pluma.
    Gracias por darnos a conocer a esta autora

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...