Autora del mes: Alexandra Roma

Autora del mes: Alexandra Roma

martes, 19 de junio de 2018

Reseña: 60. Amor, odio y otros filtros -Samira Ahmed

Una adolescente musulmana indio-estadounidense se enfrenta a la islamofóbia y a una realidad que no puede explicar ni de la que puede escapar. 

Maya Aziz está dividida entre dos futuros: el que sus padres esperan de su buena hija india y el que ella desea: ir a la escuela de cine en Nueva York. Pero mientras lucha entre la elección de sus padres y sus propios deseos, su mundo se ve sacudido por un horrible acto de terrorismo cuando un suicida, quien casualmente comparte el apellido de Maya, ataca en el corazón de Estados Unidos y amenaza con alterar el curso de su vida para siempre. 

¿Qué le sucede a una familia musulmana cuando su comunidad es consumida de repente por el odio y el miedo?

Estoy pensando como llegar a vosotr@s sin que os preocupéis por mi cordura. El día de hoy me siento en la rabiosa necesidad de portarme un poco seria. Si, sé que esto es muy raro, pero es que lo que os traigo, es un cúmulo de emociones en positivo, pero que me ha dejado pensando, horrorizada por un lado y por otro con un sentimiento de necesidad optimista.

Hay libros que uno ve y sabe que los necesita, que la intuición dice que dejará una marca fuerte y lo cierto es que así ha sido. Samira Ahmed me ha dejado con mucho por pensar en su libro: AMOR, ODIO Y OTROS FILTROS. Aclaro que si este libro es juvenil, deberíamos leerlo también los adultos, de verdad, hay tanto en estas páginas que aún ahora me siento superada, por llamarlo
de alguna forma. 

Esta obra nos presenta a Maya una adolescente india "normal" que nació en USA. Su familia es tradicional, y ella es hija única. A través de sus pensamientos y su punto de vista, sabremos lo que significa ser hija de una cultura tan distinta, lo que se espera de ella y lo que significa para una joven que vive, explora y tiene ambiciones en un mundo en que la libertad de elección, para la gran mayoría de nosotros es algo natural.

No me malinterpretéis, ella ama a su familia, pero es mucha la presión sociocultural que puede llegar a sentir o tener. Recordemos que aún ahora hay matrimonios concertados, o decisiones que podrían demostrar que se es o no una buena hija, después de todo hay creencias, obligaciones a las que una joven de su cultura debe cumplir. Pero lo cierto es que tenemos algo más. Maya es una chica que ama la cámara, ambiciona ser cineasta, no abogada o médico, mucho menos casarse con el chico adecuado para su familia, quiere elegir, quiere vivir una vida verdaderamente normal.

Lo cierto es que Maya me ha gustado, es tímida pero tiene una visión muy clara de lo que desea, de lo que puede o no puede hacer, del amor por sus padres, de sus ambiciones y de lo que significa el amor para ella. El problema es cuando todo choca, cuando sus deseos no son los mismos que de su familia, cuando el terror de ser de otra cultura pone en juego su vida o sus
deseos.

Porqué esta obra no solo nos muestra una parte de otra cultura como la es la indo-musulmana. Ser parte de ese mundo la pone en riesgo cuando existe un porcentaje radical de superioridad de raza. Y es ahí cuando podemos ver la contraparte de las victimas. No solo son las que mueren a manos de los terroristas y fascistas, sino de esos que son atacados sin causa, solo por su condición, religión, color de piel. En un país como USA podemos verlo con frecuencia, pero no nos equivoquemos, comenzamos a ver que esto se comienza a extender como un virus letal en otras partes del mundo, olvidando que somos hermanos, olvidando que la tolerancia y que la tierra no nos pertenece.

Amor, odio y otros filtros, nos muestra una pequeña pincelada de lo que es otra cultura. Nos trae un maravilloso personaje que quiere amar, ser libre y por sobre todo tener un futuro que ella escriba y a la vez, nos recuerda la pesadilla que puede ser para una persona ser distinta y lo terrible que es le mente débil y enferma. Para mi esta obra me ha dejado una huella profunda que necesito tener muy cerca para recordar que el mundo no me pertenece y tengo más hermanos en este pequeño rincón.

Samira Ahmed me ha sorprendido por la agilidad de su pluma, por la pequeña crudeza al mostrar ciertos aspectos, por la belleza de traer una cultura que solo conocía a pinceladas, por escribir de una manera tan brillante y por dejarme con sensibilizada por un argumento tan bien cerrado. Una de mis mejores lecturas sin duda. ¡Feliz lectura!


domingo, 17 de junio de 2018

Reseña 59: Llévame a la luna (Mo Ghealach #1) -Elena Garquin

Cuando vives demasiado tiempo rodeado de oscuridad, no esperas que la luz de la luna te ilumine. Cuando ya te has rendido a tus propios demonios, no aceptas que la simple sonrisa de un ángel los venza por ti. Cuando la vida te golpea tan duro que terminas rindiéndote a tu propio pasado, lo último que te imaginas es que alguien te obligue a seguir luchando. 

Me llamo Eirian, y viajo junto a una niña que solo busca respuestas y una mujer hermosa pero llena de tristeza, por culpa de un pasado al que se dirige de cabeza. Una mujer que me atrae y me da miedo. Mucho miedo. Porque ella es el motivo de que empiece a sentir de nuevo. 

Ella es mi ángel y mi luna. Ninguno estábamos preparados para el otro, pero esta es nuestra historia. La historia de nuestro viaje. El de Álex, el mío. O tal vez solo fue el principio de algo que nunca se terminó. Y es que a veces el destino, con un poco de ayuda, decide que arriesgar es la apuesta ganadora

Antes de comenzar nada, antes de poder soltar todo lo que tengo, debo
pediros perdón por no ser capaz de sacar la parte de locura que siempre habita en este rincón y que os espera con alegría, y no es que me falte de ella, es que tengo tanto dentro, tantas emociones cautivas y aún un nudo en la garganta, que por eso me es imposible dejar que mi locura fluya con facilidad, en cambio, siento aún las lágrimas recorrer su propio camino y la satisfacción de haber encontrado una obra que me ha tocado el alma.

Pero antes de comenzar, vamos a poner un tema de fondo, algo que nos lleve a ese punto que necesitamos. ¿Me acompañáis?

Porque de eso se trata esta entrada de un viaje sin retorno, de que he quedado cautiva en las páginas de una obra que tiene tanto, que habla de tantas cosas además de presentarnos una bella historia de amor. Me siento profundamente agradecida de haber encontrado en la pluma de Elena Garquin una vez una obra que me deja arrobada y de caer cautivada con LLÉVAME A LA LUNA. Una historia en la carretera, tres desconocidos y un destino estarán unidos y dejarán huella en nuestro corazón, a cada latido que haya mientras te pierdes en sus páginas.

Cuando supe que Elena se embarcaba en algo distinto a su género, ya me tenía ganada, cuando supe su título me quedé embobada, por primera vez decidí leer la sinopsis y supe que esta obra la necesitaba para seguir mi camino. No me equivoque, mis expectativas están tan colmadas que me siento desbordada y temerosa de no volver a encontrar algo que me deje de esta manera: Temblando, sencibilizada, emocionada... enamorada.

Vamos a viajar, seremos compañeros mudos de una obra que habla de evolución, de almas perdidas, de dolores profundos que desgarran las entrañas, de reconstrucción, de crecimiento, de perdón.

Tenemos a dos protagonistas que me dejaron rota y que me ganaron sin poder evitarlo. Una mujer que ha sabido renacer de sus cenizas, que su fuerza radica en el gran amor que siente por su hija, que es capaz de entender los silencios, de no tener un orgullo mal entendido, de amar con fiereza, con pasión, de consolar con una mirada... de revelarse y aprender a vivir. Y por otra parte tenemos a un hombre que vive entre sombras, que el dolor profundo se compara con ese gran corazón que late desgarrado, que sangra por una herida latente, que ama con la fuerza del sol en una tarde de verano (En Sevilla por supuesto). Hablamos de un hombre que está tan roto que solo una mano cuidadosa podría reunir los pedazos rotos. Creo que también merece mención una casi adolescente que me ha roto el corazón. Que ha vivido la decepción en su tierna edad, que sabe lo que es que se rompan las promesas, pero que es capaz de perdonar, de ver el mundo como es sin amargarse.

Como ven, tenemos tres personajes en un viaje de reconocimiento. Cada uno lleva su propio bagaje y solo puedo decir que me he emocionada al ver la evolución de cada uno de ellos. Tres almas necesitadas se encuentran y se ayudan a crecer, a perdonar, a amarse y a amar. Es tan bello LLÉVAME A LA
LUNA que solo os puedo decir que cada una de sus cuatro partes conmueve, que hubo episodios en los que no podía parar de llorar, de reír y de amarlos. Es tanto lo que he sentido, que ahora mismo me siento vacía al haber terminado esta belleza y aún tengo lágrimas en los ojos, conmovida por todo lo que he encontrado en esta obra y creerme, me quedo corta con todo lo que cuento.

Elena Garquin una vez más me ha enamorado, sorprendido y dejado sin palabras, con el corazón abierto y expuesto, simplemente agradecido por haber encontrado esta historia y desesperada por saber que más nos puede traer de este nuevo camino. ¡Feliz lectura!



sábado, 16 de junio de 2018

Sorteo: El verano perfecto

Muy buenas noches Loc@s del Romance. ¡Ya llegó la hora de una de las cosas que más nos gusta! De lanzar la casa por la ventana, de saltar de alegría y hacer feliz a algun@ de vosotr@s.

Y es que gracias Neo Plataforma Editorial podemos traeros un sorteo de un libro, que nos emocionó mucho y que esperamos se vaya a vuestra casita: El club de los eternos 27 de Alexandra Roma. 


Ya está aquí el verano, después de días rarunos y ¡hay que festejar con todo! Y por que nos lo merecemos, vamos a comenzar con: EL VERANO PERFECTO

El sorteo será a nivel nacional, es decir SOLO ESPAÑA.

Así que vamos a decir las bases. 



Recordad que es OBLIGATORIO rellenar el formulario, si no lo haces no puedes participar, ya que el programa es el que se encargará de decir a la ganador/a


  • Ser seguidor del blog (dejar la URL de seguidor o bien una captura de seguimiento al correo turinconromantico@gmail.com o en nuestra página de facebook Locas del Romance)
  • Dejar un único comentario en donde me digas ¿Cual es tu imprescindible del verano? que es lo que nunca te puede faltar. 
  • Ser seguidor de Neo Plataforma editorial en Facebook
  • Ser seguidor de Locas del romance en Facebook
  • Seguir en Twitter a Neo Plataforma Editorial
  • Seguir en Twitter a Locas del Romance
  • Seguir en Instagram a Neo Plataforma Editorial
  • Seguir en Instagram a Locas del Romance.
NOTA: Si no tienes Instagram habla conmigo, aunque es uno de los requisitos básicos, soy consiente que no todos tienen esta red social. 
a Rafflecopter giveaway

El sorteo estará vigente a partir de hoy hasta el 29 de junio y el ganador se anunciará el 30 en el transcurso del día.

Locas del Romance no se hace responsable del envío y entrega del premio ya que lo enviará directamente la editorial. 


viernes, 15 de junio de 2018

Entrevista Marian Rivas -Autora blogfusión de Junio



Muy buenos días Loc@s del Romance, por fin ha llegado una de las secciones que más nos gustan, pues traer a este rincón de literatura a una pluma es todo un agasajo, prometemos que el día de hoy será como las otras ocasiones, pues vamos a conocer a una autora que está dando que hablar, que conquista y pisa fuerte a paso pausado en este mundo literario. Ella es Marian Rivas
L.R. Marian, no sabes lo emocionadas de estar contigo ¡Por fin! Mira que hemos coincidido muchas veces, pero por fin las agendas están a la par y este rincón romántico ya te tiene fichada.
Si alguna de nuestras preguntas te incomoda, siéntete libre de pasarla por alto y disculparnos.
Aclarados estos puntos y agradeciéndote tu presencia en este pequeño rincón nuestro del ciberespacio, comenzamos (con tu permiso) la entrevista.

LR. Antes de comenzar directamente friéndote a preguntas sobre tu obra, cuéntanos algo más sobre ti. Para aquellas que no te conozcan. ¿Cuál es tu verdadero nombre? ¿De dónde eres? ¿Cómo surgió la idea de tus pseudónimos? ¿Tienen algún significado especial?
Ante todo, muchas gracias por hacerme un hueco en el blog, te lo agradezco mucho, para mí es un placer compartir espacio literario con Locas del Romance y sus seguidoras.

Como bien comentas mi nombre real no es Marian Rivas, sino Mª Ángeles Mata, pero la verdad es que no me gustaba nada como sonaba como nombre de autora, porque no deja huella, no es sonoro ni fácil de recordar, por ello opté por un seudónimo que no me es del todo extraño: Marian Rivas; Marian es como me han llamado desde niña en mi casa, mis padres y mi familia y Rivas es el apellido de una de mis tatarabuelas por vía paterna. Fue una mujer muy adelantada a su época en su forma de pensar, por lo que me han contado de ella y la verdad, me pareció un bonito homenaje a su persona, además de que me gusta como suena.

Soy de Almería, aunque nací en Granada, pero desde hace unos meses vivo en Málaga, una ciudad que ya ocupa un puesto destacable en mi corazón.

L.R. Respecto a tus gustos personales, imaginamos que a través de los libros y de determinados personajes, en muchas ocasiones podemos ver a la mujer que se oculta tras el pseudónimo y su obra. Pero así entre nosotras, ¿cuál es tu color favorito? ¿Sueles inspirarte con algún tipo de música específica? ¿Se podría decir que hay algún grupo concreto o solista que de alguna forma haya influido o interferido con tu espíritu creador?
Mi color favorito es el azul, en especial el tono aguamarina. En cuanto a la música para escribir suelo escuchar clásica ya que si oigo letras me distraigo, aunque la mayoría de las veces trabajo en silencio. La canción que sí que escucho y que me inspira para crear las escenas de amor es In the mood for love (Deseando amar) procedente de la b.s.o. de la película del mismo título. Me transmite el ambiente envolvente de pasión que necesito para ello

L.R. ¿Cómo te describirías a ti misma? ¿Qué tres virtudes y qué tres defectos crees que te definen?
Esa es una pregunta complicada, porque nunca sé si acierto o no, siempre pienso que una misma no se ve con el prisma con que nos observan los demás, pero te diría que como virtudes destacaría que soy muy amiga de mis amigos, me gusta escuchar a los demás y ayudarles si puedo y como defectos que soy muy cabezota, algo ilusa a veces y pesimista más de lo que me gustaría.

L.R. Una de las cosas que siempre nos ha llamado la atención de los escritores y que nos pica la curiosidad (admitámoslo, somos cotillas al máximo), es conocer la formación que poseen los autores que tanto nos enamoran. ¿Podrías contarnos algo sobre esto? ¿Qué estudiaste? ¿Dónde te formaste? ¿Has hecho cursos específicos para escritores o todo es talento natural y trabajo?
Soy Diplomada en Relaciones Laborales por la Universidad de Almería, algo
que no tiene nada que ver con el mundo de las letras. Desde mi punto de vista el escritor está en continuo proceso de formación, como en la mayoría de las profesiones, es algo normal y necesario. Yo he realizado diversos cursos de escritura creativa de relato corto y novela, de nivel básico y más avanzado.

L.R. Hablando sobre tu trabajo de escritora. ¿Cuál es el proceso que sigues para crear estas joyas de la literatura romántica? ¿Qué proceso mental/físico o extrasensorial tiene lugar para que des a luz a tu obra?
Por lo general siempre se me ocurre el argumento, al menos la trama amorosa y la época en la que va a transcurrir, luego empiezo a documentarme para recabar detalles de la etapa de la historia en la que la voy a ambientar. Antes de empezar siempre hago un esquema- resumen en el que detallo lo que les va a pasar a priori a los personajes principales y ya empiezo a escribir. Muchas veces aparecen personajes nuevos o situaciones que no tenía pensadas, pero eso es lo bueno de la creatividad.

L.R. Trasladémonos ahora a un día en la vida de Marian Rivas ¿Cómo es? ¿A qué hora del día sueles ponerte escribir? ¿Cuántas horas de duro trabajo supone un día cualquiera? ¿Dedicas todo ese tiempo a escribir o sueles alternarlo con investigación y algún otro asunto? ¿Qué elementos de tu vida, de tu alrededor (tangibles o no), suelen servirte de inspiración o cortarla de raíz?
Hasta hace poco solía dedicarle unas ocho horas la novela, entre revisar lo ya escrito, y escribir, todo ello desde que tengo todos los datos de la documentación, pero de un tiempo a esta parte, no puedo ocupar todo el tiempo que me gustaría en darle a la tecla, ya que el trabajo me deja solo las tardes para ello. Pero no me quejo, peor sería que solo pudiese escribir el fin de semana.

L. R. Viajemos al pasado por un momento, a esa primera vez (que tú recuerdes) con un libro entre tus manos. ¿Qué edad tenías, qué libro era y de qué forma te marcó? ¿Recuerdas quién te lo dio? ¿A quién echarías la culpa
de tu afición a la lectura y la escritura?
Uf, no sabría decirte exactamente cuando fue la primera vez que leí un libro. Recuerdo que siempre he estado muy vinculada a los libros. Mis padres, en especial mi madre, fue la que me inculcó la pasión por leer. Recuerdo que de pequeña me leía cuentos infantiles. Tengo libros de todo tipo de aquella época y me gusta ver la cantidad de literatura que he leído. De joven también leía mucho, me aficioné a Jane Austen y me he leído todas sus novelas.

Un libro que me marcó de joven fue El diario de Ana Frank, sobre todo porque lo leí con la edad de Ana y me produjo un profundo pesar y pena a la vez que me hizo admirar a todos los supervivientes de aquella nefasta etapa. Este libro me lo regaló mi padre.

L.R. Como románticas empedernidas que somos, hay ciertas preguntas que no podemos evitar y esta es una de ellas: ¿Cómo es para ti el hombre ideal? ¿De qué forma esperarías que te conquistaran? ¿Eres una mujer que disfrute de flores y bombones o prefieres algo menos convencional? ¿Alguna película/libro favoritos (léase: Disney, cuentos de hadas, ranas que se transforman...) que hayan influido en tu forma de ver el amor y en lo que esperas de él? Y lo más importante de todo... ¿Lo has encontrado ya? ¿Tiene hermanos? (jajajaja)
 Bueno, cuando era muy joven soñaba con el príncipe de La Bella Durmiente de Disney, me encantaba esa película, y deseaba un chico, real, así de apuesto y valiente, capaz de enfrentarse a su dragón por mí.
Sí que el cine y la literatura te influyen en modelos de conducta deseados sobre todo en el chico que esperas, lo que pasa es que no suelen ser como en el cine o la literatura. Me gustaba mucho el primer Superman, y la novela El diario de Noah, esa sí que es una historia de amor con mayúsculas.
Ya de más joven, quería a un chico, que fuese buena persona y con buen corazón, generoso y que me quisiera de verdad, y si era guapo mejor. Con los años solo pido esas cualidades dejando la belleza en un segundo plano, será la madurez de la edad, ja,ja,ja. He tenido la suerte de encontrar el amor hace casi cinco años y soy muy feliz, nos compenetramos mucho y nos queremos más.
No tengo hermanos, lo siento, ja,ja,ja, tengo una hermana estupenda con la que me llevo muy bien.

L.R. Imaginamos que como escritora de romance, en primer lugar y antes de decantarte por este género, fuiste ávida lectora de autoras ya consagradas. Dinos ¿alguna autora o libro te marcó de forma especial, haciéndote decidir escribir novela romántica y no novela negra, fantástica o histórica (o cualquier otro género)? ¿Qué libro es para ti, a día de hoy, tu principal referente (ese que no puedes parar de leer)? ¿Hay algún género literario en especial que seas incapaz de leer o rechaces de antemano? ¿Y en novela romántica, algún subgénero que digas "esto no es para mí"?
Una autora de romántica que me gusta mucho es Rosamunde Pilcher, sobre todo su obra Los buscadores de conchas, la he leído un par de veces y cada vez que me adentro en ella, encuentro algo que hace que me guste más. Otra que me encanta es Jane Austen, Orgullo y Prejuicio es una de mis novelas favoritas. También me gustan Nora Roberts y Lola P. Nieva y Eva García Carrión.
Sin duda a la hora de escribir romántica la que más me inspira es Austen, porque creo que ahonda como nadie en los sentimientos y en la lucha contra los perjuicios sociales, tan marcados en su época. Es maravillosa.

Escritores de otros géneros que me hayan marcado han sido Ernest Hemingway, cuya novela Adiós a las armas, la considero la historia de amor más bonita y triste que he leído jamás, fue la que me impulso a ambientar mi primera novela en la II Guerra Mundial, ya que esta se basa en un romance del autor en aquella época, demostrando que el amor no conoce de conflictos bélicos.

No puedo escoger un solo libro de referencia, tengo unos cuantos de diversos géneros: de romántica, los anteriores mencionados más Los tres nombres del lobo de la gran Lola P. Nieva y El destierro del Ángel y La Jaula del petirrojo pertenecientes a la Saga entre Guerras de Eva García Carrión. Me gustan porque como escritora de histórica-romántica los considero un ejemplo de cómo aunar datos históricos y amor y que queden impecables en unas obras con las que disfrutas y aprendes.
Un genero literario que no me gusta es la fantasía y la paranormal, solo me gusta Harry Potter, debo ser muy rara, y tampoco nada de vampiros y cosas así, salvo Crepúsculo, es que esa historia me llegó, no sé por qué, pero creo que de adolescente habría soñado con un romance así. El erótico es otro género que leo poco, aunque sí que he leído varias obras. Me gusta cuando esta escrito con clase y con gusto, no demasiado explícito, soy de las que piensan que es mejor seducir con la insinuación que plasmarlo todo de golpe.

L. R. Centrémonos ahora en tu trabajo de escritora, lo que a día de hoy es tu obra publicada. Pero antes de llegar a ese primer libro nos gustaría saber. ¿Hay algún secreto oscuro en el pasado de Marian Rivas? ¿Escribiste algún artículo para alguna revista, alguna redacción ganadora en el colegio, un cuento... cualquier cosa? ¿Nos hablarías un poco de ello?
Si hay secreto oscuro, ya debe serlo porque no lo conozco, ja,ja,ja.
En el colegio sí que escribía redacciones y muchos cuentos, ya de más joven empecé a escribir historias más extensas. Fue un poco más mayor cuando colaboré con un blog femenino escribiendo sobre cine y literatura.
He ganado varios certámenes literarios de relatos en Almería y Málaga, pero de adulta, y mi primera novela optó a un importante premio de narrativa, aunque al final no hubo suerte.
Mi mayor premio es que me lean y con eso soy feliz.

L. R. ¿Cuál fue tu primera novela y cómo surgió la idea? ¿Cuánto tardaste en terminarla? ¿Qué personaje resultó más irreverente y te dio más dolores de cabeza? ¿Cuál es tu escena preferida? ¿Recuerdas el momento en que la escribiste o fue producto de un intervalo de "éxtasis de escritor"? ¿En qué momento decides compartir esta con el mundo?
Mi primera novela es Lágrimas de Amor y Guerra una historia de amor, intriga y espionaje en el marco de la II Guerra Mundial, pese al título quiero aclarar que no hay ninguna escena de guerra. La historia se centra en una mujer que empieza a trabajar como espía para la resistencia nazi para poder averiguar qué ha pasado con su marido que está desaparecido.
Nunca pensé en publicar, escribía por gusto, porque siempre he tenido mucha imaginación y me entretenía y me fascinaba crear historias, pero mi madre me animó a intentarlo y por ello le dediqué mi primera obra.

Mi escena favorita de Lágrimas de Amor y Guerra se desarrolla en una estación de tren y en ella juega un papel muy importante el capitán nazi para el que ella trabaja como institutriz encubierta. Digamos que su destino está en sus manos y toma una decisión que ni el lector ni la protagonista se esperan. Me gusta mucho porque es un contraste importante y la cierro con
mi frase favorita de la novela.

De El Secreto de Evelyn, mi novela más romántica y especial para mí, tengo claro cuál es mi escena favorita pero no la puedo contar sin hacer spoiler, aunque diré que tiene que ver con la pareja principal y un reencuentro muy tierno y romántico además de especial.

L. R. Una de las cosas que nos sorprende de tus libros es el largo trabajo de documentación que tiene detrás. ¿Resultó muy difícil realizar el trabajo de investigación para este libro específico? ¿Está basado de alguna manera el mundo que surgió, de los datos que encontraste o fue el proceso inverso, primero creaste el mundo y luego investigaste lo que te faltaba?
Lágrimas de Amor y Guerra ha sido hasta ahora la novela cuya documentación me ha costado más, pues, aunque es cierto que hay mucha información sobre esta etapa de la historia, no lo hay sobre la rutina diaria de una ciudad alemana en esos años, por lo que tuve que acudir a documentales y películas. Tardé cuatro años en escribirla. Tenía claro que quería crear una novela en dicha etapa porque el espionaje y el amor daban mucho juego para una novela histórica de intriga.

Pero sin duda mi gran tesoro es El Secreto de Evelyn una historia de amor interracial en el marco de la esclavitud norteamericana. Tardé dos años en escribirla y fue todo un placer desarrollar esta historia de amor tan especial. Me encanta la protagonista, su valentía y su generosidad, pocas personas en su situación podrían actuar como ella.

Uno de los personajes que más me costó crear fue el malo de la novela, el señorito James, cada vez que aparecía en escena me daba un ataque de mal humor. Es muy complicado ponerse en la piel de un esclavista, sin compasión ni humanidad, por eso lo odiaba a muerte. El contrapunto a él era sin duda su abuela, una anciana buena, que dará a los suyos toda una lección.


L. R. Te hemos visto pululando en diferentes líneas temporales, desde una América esclavista hasta llegar a campos de concentración nazi. ¿De estas épocas cual fue la que más te costó investigar? ¿Tienes alguna anécdota qué compartir con nosotros?
La documentación de El Secreto de Evelyn no resultó tan ardua como me parecía al principio ya que sobre la época en la que se desarrolla hay mucha información. Lo que sí fue maravilloso e increíble fue descubrir un hecho que recojo en la novela y que me sirvió para una parte de la trama, que tiene que ver con un extraordinario hecho real del que no tenía conocimiento alguno y con el que me topé durante la recopilación de datos.

Descubrir aquello me tuvo durante varios días viendo documentales hasta entrada la madrugada, siendo testigo de historias muy humanas que me hicieron llorar y darme cuenta que tenía que darles un homenaje en mi novela y demostrar que el amor y la esperanza son algo más que palabras y pueden existir en un entorno hostil. Lo más curioso es que mi madre, licenciada en Filología Inglesa, también estaba fascinada por estos documentales y las dos robamos horas de sueño por verlos, teniendo que madrugar al día siguiente. Pero mereció la pena. No queríamos irnos a dormir, estábamos enganchadas a aquellas historias como si fueran parte del argumento de una película.

L. R. Dentro de tu obra, creemos que merece mención especial tus cuentos infantiles. ¿Nos podrías hablar de estos proyectos?
 Entre en la literatura infantil de la mano de mi novio, que fue el que me animó a hacerlo y para mí esta siendo una experiencia muy gratificante. Mis cuentos están protagonizados por bichitos a los que les pasan cosas con las que cualquier niño se puede sentir identificado, además de ello, aportan valores y enseñanzas, tratando temas como las emociones, la paciencia, la empatía, la tolerancia, la solidaridad con los discapacitados y la amistad. Sus títulos son La oruguita que quería bailar y Alicia y la gran aventura. Actualmente estoy preparando otro que estará protagonizado por un niño daltónico para que los niños entiendan qué es eso y como ayudarle a que entienda como son los colores.

L. R. ¿Sueles poner cara a tus personajes? ¿Actores o personas con las que te
cruzas un día, que conoces... o todo nace de tu imaginación? ¿Cómo y de dónde salen estos hombres y mujeres que nos atrapan con sus vidas?
  En el Secreto de Evelyn, sí que les puse cara a más de uno, además ello me ayudó a la construcción del personaje. Por ejemplo, para Evelyn me fijé en la actriz de la película Belle, para Henry su gran amor, en Brad Pitt en Leyendas de Pasión y para el señorito James en Michael Fassbender en Doce años de esclavitud.

L. R. Y ya para terminar (la entrevista ha sido larga, lo sabemos), te dejamos un espacio con nuestr@s lectores para que les escribas unas líneas.
Lo primero os quiero agradecer que os hayáis leído la entrevista y con ello conocido un poquito más de mi obra y de mí. Después os animo a seguir leyendo, soñando y disfrutando de las cientos de historias que ofrecemos las escritoras de romántica y de otros géneros, porque para nosotras el mayor premio, como dice el anuncio de la lotería, es compartir con vosotras nuestros escritos. Gracias de corazón.

Hasta aquí nuestras preguntas, Marian. Te agradecemos muchísimo el tiempo que has dedicado a contestarnos, sabemos que eres una persona muy ocupada y esperamos (y deseamos con todas nuestras fuerzas) que todo el trabajo que tienes entre manos, te reporte el mayor éxito del mundo.

Muchas gracias a vosotras por darme la oportunidad, ha sido un gusto responder a estas preguntas, y por ser tan amables conmigo. Un abrazo.

Un abrazo de parte de Locas del Romance y ¡Hasta pronto!


jueves, 14 de junio de 2018

Aperitivo literario: Te espero en algún lugar -Te Carter

Muy buenas noches Loc@s del Romance. Ya llegó de nuevo esta sección que tanto nos gusta, porque somos de antojos, porque se nos presentan unos bocaditos deliciosos que no podemos ignorar.

Esta vez os traigo un aperitivo que se ve muy interesante, de tema fuerte y que promete horas de angustia y liberación. Una obra que en apariencia es juvenil, pero que como siempre he dicho, muchas veces los adultos tenemos que hacer mucha conciencia del mundo en que vivimos.

Aquí tenéis....

TE ESPERO EN ALGÚN LUGAR.

ELLIE FRIAS DESAPARECIÓ MUCHO ANTES DE DESVANECERSE

Atormentada durante la escuela secundaria, Ellie comienza su primer año en la escuela superior con una nueva apariencia: no necesita ser popular; sólo necesita pasar desapercibida.

Hasta que sucede lo impensable. Ellie se encuentra atrapada tras un brutal asalto. Ella no ha sido la primera víctima, y ahora al ver que sucede una y otra vez intenta aferrarse a sus más felices recuerdos esperando a que alguien la encuentre.

Pero si nunca notaron su presencia, ¿porqué ahora verían su ausencia?

El visceral debut de TE Carter no sólo discute y desmantela la cultura de la violación, sino que también nos recuerda lo que es ser humano.

Lo cierto es que me dejó temblando este resumen y no he podido evitar querer darle un mordisco ¿y tú? Aquí te dejo su primer capítulo


miércoles, 13 de junio de 2018

Entrevista a Alexandra Roma -autora del mes de Junio


Muy buenas noches mis adorad@s Loc@s del Romance. ¡Ya está aquí una de las secciones que más nos gustan! El día de hoy tenemos una cita con una pluma que nos ha robado el corazón, lo ha hecho tiritas y luego nos lo ha devuelto más fuerte, más sensible y totalmente cautivado con ella.


A.R. Ay, muchas gracias por dedicarme estas palabras <3

Ella es Alexandra Roma y solo podemos decir que nos sentimos muy entusiasmadas con tenerte por aquí. Muchas gracias por aceptar estar en este rincón de locura romántica.
Si alguna de nuestras preguntas te incomoda, siéntete libre de pasarla por alto y disculparnos. Aclarados estos puntos y agradeciéndote tu presencia en este pequeño rincón nuestro del ciberespacio, comenzamos (con tu permiso) la entrevista.

A.R.¡Gracias a vosotras, siempre a vosotras, por dejarme participar en vuestro espacio!

LR. Alexandra, antes de comenzar directamente friéndote a preguntas sobre tu obra, cuéntanos algo más sobre ti. Para aquellas que no te conozcan. ¿Cuál es tu verdadero nombre? ¿De dónde eres? ¿Cómo surgió la idea de tus pseudónimos? ¿Tienen algún significado especial?

A.R. Mi verdadero nombre es Alexandra, aunque nadie me llama realmente así, navego entre Sandra y Alex. Nací en Madrid, pero tengo dos pueblos en Cuenca (Villora y Villar del Maestre) y siempre me he sentido un poquito también de allí y de Castellón de la Plana, donde pasé mi infancia. En cuanto al pseudónimo, al principio de escribir tocaba todos los géneros y, cuando Planeta seleccionó Un océano entre tú y yo, me sugirieron mantener un nombre único para mis novelas de romántica para no confundir al lector. Me pareció buena idea. Y me puse a pensar. Mucho. Sin tregua. Buscando algo que tuviese significado. Entonces llegó Roma. Pasé mi último año de Periodismo estudiando allí y a día de hoy estoy segura de que fueron unos días que me marcaron para el resto de mi existencia. Me pareció bonito llevar la ciudad conmigo y así obligarme a no olvidar nunca sus recuerdos, sus canciones, la sensación de plena libertad. Una tarde una lectora me pregunto si lo había hecho porque también es amor al revés y, sinceramente, me pareció una bonita casualidad.

L.R. Respecto a tus gustos personales, imaginamos que a través de los libros y de determinados personajes, en muchas ocasiones podemos ver a la mujer que se oculta tras el pseudónimo y su obra. Pero así entre nosotras, ¿cuál es tu color favorito? ¿Sueles inspirarte con algún tipo de música específica? ¿Se podría decir que hay algún grupo concreto o solista que de alguna forma haya influido o interferido con tu espíritu creador?

A.R.¡Mi color favorito depende del día! Hoy sería el azul, mañana quizás el rosa. Y sí, si algo necesito para inspirarme es la música, notas que me remuevan por dentro, estremezcan y me regalen el sentimiento en el que deseo sumergirme. Normalmente busco una canción que represente la pareja, la que me lleve a ellos, y la compagino con BSO de películas. Hay muchas canciones que me han influido, pero con la novela que estoy ahora mismo es La chica de ayer.

L.R. ¿Cómo te describirías a ti misma? ¿Qué tres virtudes y qué tres defectos crees que te definen?

A.R. Se me da muy mal definirme, porque soy como una veleta, pura contradicción, un interrogante, cambio y creo que cada día desafío lo que creo saber de mí y descubro algo nuevo. Sin embargo, si tuviese que quedarme con tres virtudes serían la lealtad, la empatía y la constancia. En cuanto a los defectos, peco de cabezona, a veces soy demasiado exigente y me evado con facilidad para desesperación de mi pobre novio. Es lo que tiene vivir entre la tierra y las nubes (Risas.).

L.R. Una de las cosas que siempre nos ha llamado la atención de los escritores y que nos pica la curiosidad (admitámoslo, somos cotillas al máximo), es conocer la formación que poseen los autores que tanto nos enamoran. ¿Podrías contarnos algo sobre esto? ¿Qué estudiaste? ¿Dónde te formaste? ¿Has hecho cursos específicos para escritores o todo es talento natural y trabajo?

A.R. Siempre quise ser periodista, pero empecé a estudiar enfermería porque tenía más salidas. Sin embargo, me colaba en las clases de periodismo por impulso, pura necesidad, así que dejé enfermería y me metí en mi sueño, porque si hay algo que no quería era quedarme con las ganas. Después vino guion y dirección cinematográfica. Ningún curso específico para escritores. Todo lo que sé es lo que he aprendido devorando libros y la imaginación que me nace de dentro.

L.R. Hablando sobre tu trabajo de escritora, imaginamos que un libro no se escribe en un momento. ¿Cuál es el proceso que sigues para crear estas joyas de la literatura romántica? ¿Qué proceso mental/físico o extrasensorial tiene lugar para que des a luz a tu obra?

A.R. Si te doy sincera durante el proceso me consumo. Primero porque empiezo cosa así de un millón y medio de historias, por el puro mono de teclear, hasta que doy con la trama, los personajes y lloro como un bebé. Luego me pongo manos a la obra, con una estructura muy básica y dejándome llevar por ellos. Les tengo en la cabeza todo el día. En los atascos. Mientras estoy comiendo. Cuando me ducho. En el metro… Siempre llevo conmigo una libreta para apuntar por si me quieren decir algo en el momento más inesperado (Sueno como una loca, lo sé). Empiezo lento, en el nudo meto el turbo y cuando llega el final vuelvo a reducir la velocidad porque llevo fatal las despedidas.

L.R. Trasladémonos ahora a un día en la vida de Alexandra Roma ¿Cómo es? ¿A qué hora del día sueles ponerte escribir? ¿Cuántas horas de duro trabajo supone un día cualquiera? ¿Dedicas todo ese tiempo a escribir o sueles alternarlo con investigación y algún otro asunto? ¿Qué elementos de tu vida, de tu alrededor (tangibles o no), suelen servirte de inspiración o cortarla de raíz?

A.R. No tengo una rutina. Intento programarme para escribir al menos cuatro días por semana cuando estoy sumergida en una historia. Y lo hago a cualquier hora del día. La investigación/ documentación la llevo a cabo antes de comenzar o los días libres de escritura. En cuanto a la inspiración, ¡cualquier cosa puede activarla! Una reflexión de cañas con amigos, un gesto de dos desconocidos en el metro de Madrid o una canción que no conozco en la radio.

L. R. Viajemos al pasado por un momento, a esa primera vez (que tú recuerdes) con un libro entre tus manos. ¿Qué edad tenías, qué libro era y de qué forma te marcó? ¿Recuerdas quién te lo dio? ¿A quién echarías la culpa de tu afición a la lectura y la escritura?

A.R. Por irónico que parezca de pequeña yo era una de esas niñas que decían que no le gustaba la literatura sin haberse leído ni un solo libro. En mi pueblo había una chica, Vanesa, mayor, a la que admiraba por encima de todas las cosas y ella me dejó un día Harry Potter, comencé y fue como si me descubriese el universo.

L.R. Como románticas empedernidas que somos, hay ciertas preguntas que no podemos evitar y esta es una de ellas: ¿Cómo es para ti el hombre ideal? ¿De qué forma esperarías que te conquistaran? ¿Eres una mujer que disfrute de flores y bombones o prefieres algo menos convencional? ¿Alguna película/libro favoritos (léase: Disney, cuentos de hadas, ranas que se transforman...) que hayan influido en tu forma de ver el amor y en lo que esperas de él? Y lo más importante de todo... ¿Lo has encontrado ya? ¿Tiene hermanos? (jajajaja)

A.R. El hombre ideal para mí es alguien que consiga que descubra una nueva manera de reírme, escuche con todos los sentidos y decida que compartir una vida puede ser una aventura maravillosa. En mi caso me conquistaron cuando una amiga pinchó una rueda de un coche, se pararon a ayudarme y el resto lo hizo la literatura. Lo juro. Yo había publicado con una editorial de coedición Sangre y corazón y lo presentaba al día siguiente, las chicas que venían conmigo se lo dijeron, apuntó la dirección en una libreta de Barbie que llevaba encima y al día siguiente se presentó allí.

Por otro lado, Disney, Titanic, Spark, toda la romántica me ha influido de un modo a otro en mi forma de ver el amor. No obstante, cuando lo tienes, cuando conoces al hombre, te das cuenta que no quieres cosas tan grandes, majestuosas y épicas, solo cocinar compartiendo tu día a día, ver juntos una serie acurrucados y, en mitad de la noche, abrazarle y pensar lo afortunada que eres por encontrar una casa entre sus brazos.

Sí, tengo pareja, gallego, ojos azules y una hermana que es la caña (Risas).


L.R. Imaginamos que, como escritora de romance, en primer lugar y antes de decantarte por este género, fuiste ávida lectora de autoras ya consagradas. Dinos ¿alguna autora o libro te marcó de forma especial, haciéndote decidir escribir novela romántica y no novela negra, fantástica o histórica (o cualquier otro género)? ¿Qué libro es para ti, a día de hoy, tu principal referente (ese que no puedes parar de leer)? ¿Hay algún género literario en especial que seas incapaz de leer o rechaces de antemano? ¿Y en novela romántica, algún subgénero que digas "esto no es para mí"?

A.R. La verdad es que, igual que decía que no me gustaba leer sin haberme sumergido en uno, aseguraba que la romántica no era para mí sin haberlo probado. Y no lo hice con una escritora consagrada si no con Crepúsculo y, para qué lo vamos a negar, con mis 16 años me enamoré como una loca del vampiro. Así, gracias a él descubrí que se puede sentir a través de las páginas y ya fue cuando busqué novelas del género, hasta entonces era más de crímenes e histórica.

No rechazo ningún género y el que no puedo parar de leer es Flores en el ático.

L. R. Centrémonos ahora en tu trabajo de escritora, lo que a día de hoy es tu obra publicada. Pero antes de todo esto, antes de decidir publicar tu primer "¿hay algún secreto oscuro en el pasado de Alexandra Roma? ¿Escribiste algún artículo para alguna revista, alguna redacción ganadora en el colegio, un cuento... cualquier cosa? ¿Nos hablarías un poco de ello?

A.R. La verdad es que no. Escribía artículos culturales, políticos y con un toque de humor. Nada que no pueda mostrar, a no ser que hablemos de las cartas de amor que escribía de pequeñas a los de mi pueblo. Cartas que, espero, mis amigos hayan quemado o me tocará asesinarles(Risas).

L. R. ¿Cuál fue tu primera novela y cómo surgió la idea? ¿Cuánto tardaste en terminarla? ¿Qué personaje resultó más irreverente y te dio más dolores de cabeza? ¿Cuál es tu escena preferida? ¿Recuerdas el momento en que la escribiste o fue producto de un intervalo de "éxtasis de escritor"? ¿En qué momento decides compartir esta con el mundo?

A.R. Mi primera novela fue Sangre y corazón (reditada con Click ediciones este año). Surgió después de que leyese un libro romántico cuyo final me horrorizó. Decidí ponerme detrás de las teclas y dar vida a los personajes que llevaban tiempo pidiéndomelo en la cabeza. Me fascinaban los campos de concentración y tuve claro que empezaría con ellos. Decidí compartirlo con el mundo por la necesidad de que ellos no murieran con el punto final, que de algún modo siguieran en las personas que les volviesen a dar vida en su imaginación.

El personaje que más dolores de cabeza me ha dado es Louis de esa novela. No podía entender su crueldad y cuando me metía en su piel sentía ganas de vomitar, de sacármelo y terminar sus partes.

Mi escena favorita es la escena que comparten Julien y Jeremy al final de El Club de los Eternos 27. Creo que nunca se me había acelerado tanto el corazón, tenía la piel de gallina y me faltaba el aire. Cuando terminé no podía moverme, ni respirar y sentía que estaba rota por dentro. Fue brutal sentirles de ese modo, como si les tuviese a mi lado, existiesen y solo tuviese que dejarme llevar. Ellos. Para todo y para siempre.

L. R. No podemos (ni queremos) olvidarnos de tu bilogía AURA CAMBIA SUS ZAPATILLAS POR ZAPATOS DE TACÓN. ¿Cómo nacen estos personajes? ¿Cómo surge en general la idea de esta bilogía? Y ahora, entre nosotras, dinos: ¿¿Qué es lo que más te costó escribir y lo que más disfrutaste? ¿De dónde sacas tus ideas para esas escenas de alto contenido erótico? ¿Te resulta difícil escribirlas?

A.R.¡Aura nació en un atasco en Madrid! En la radio hablaban de la etapa universitaria y me vino su voz, tan viva, tan eléctrica, tan original. Tan suya. Supe que quería compartir cada uno de sus pasos y regresar a un momento que creía cerrado de su mano. Lo que más me costó escribir fue el final, porque después de tanto tiempo no quería decirle adiós nunca, y disfruté todas y cada una de las escenas de Víctor hasta acabar un poco enamorada de él. El contenido erótico salía solo, fluía, natural, era parte de su relación y lo veía tan bonito, tan sentimientos reales, que no me costó nada.

L. R. Nos has rato el corazón con el CLUB DE LOS ETERNOS 27. Una obra
que vemos a través del tiempo ¿Nos cuentas como es que se creó esta maravilla? ¿Cuál de todos esos momentos es tu preferido? ¿De todo lo que acontece qué instante fu el que más te marcó?

A.R. El Club de los 27 era una idea que tenía en mente desde que trabajé en una ficción nacional. Había una actriz que no estaba pasando su mejor momento y, aun así, la machacaban. Me miró y me dijo que algún día tenía que escribir sobre la cara oculta de la fama. Guardé la reflexión y una mañana en el coche (me estoy dando cuenta que mi coche alberga musas) sonó una canción de Justin Bieber en la que recuerda que es una persona. Real. Y Julien apareció de golpe para darme los meses más maravillosos de escritura que he tenido en toda mi vida. Todos sus momentos me gustan, porque para mí él ha sido, es y será, el personaje que se quedó con una porción de mi alma, pero si me tuviera que quedar con uno es se abraza con Jeremy y su madre, en su peor momento, con Crysta como testigo, ejerciendo de anticipación, queriéndole de ese modo incondicional.

L. R. ¿Sueles poner cara a tus personajes? ¿Actores o personas con las que te cruzas un día, que conoces... o todo nace de tu imaginación? ¿Cómo y de dónde salen estos hombres y mujeres que nos atrapan con sus vidas?

A.R. La verdad es que no. Cojo rasgos. Gestos. Voces. Sin embargo, ellos en su totalidad solo existen en mi mente como un dibujo borroso que cada vez se vuelve más claro hasta que les veo.
  
L. R. Y ya para terminar (la entrevista ha sido larga, lo sabemos), te dejamos este espacio para que dediques unas líneas a nuestros lectores.

A.R.¿Qué deciros? Que lo único que busca un escritor es provocar que nazca una emoción. Que sintáis. Y eso es lo que yo intento, que no sean ficción si no realidad, que os los quedéis dentro y que, de un modo u otro, les hagáis eternos. Ojalá nos encontremos en las letras.

Hasta aquí nuestras preguntas, Alexandra Roma. Te agradecemos muchísimo el tiempo que has dedicado a contestarnos, sabemos que eres una persona muy ocupada y esperamos (y deseamos con todas nuestras fuerzas) que todo el trabajo que tienes entre manos, te reporte el mayor éxito del mundo.

A.R. Muchísimas gracias a vosotras por recibirme y tratarme siempre con tanta calidez, ha sido un verdadero gustazo responder a esta entrevista.

Un abrazo de parte de Locas del Romance y ¡Hasta pronto!



lunes, 11 de junio de 2018

Reseña: 58: El sabor de las lágrimas -María Martínez Diosdado

Una inocente llamada hará que Clara viaje a Plasenzuela, su pueblo natal, del que se marchó hace cincuenta años para huir en mitad de la noche con muchos secretos en la maleta. A su llegada le aguardan un diario, una vieja amiga y una caja. 

Todos ellos albergan en su interior una serie de misterios y revelaciones que irá descubriendo poco a poco. Clara pasará por diferentes etapas de su pasado a través de la lectura, unas conversaciones íntimas y la entrega de unas cartas. 

Este viaje personal, repleto de emociones, será tan intenso que hará que se planteé cada decisión que marcó su existencia. ¿Podrá perdonarse a sí misma tras descubrir que a veces lo que creemos en la vida no es en realidad lo que parece? La respuesta está en el sabor de las lágrimas.

Cuando me da por variar un poco mi género preferido, busco una obra que realmente me llene y me deje sorprendida, que me conquiste y me haga decir ¡Sí, valió la pena! Si además, añado el descubrimiento de una pluma, entonces da igual que mis carceleros o la camisa de fuerza estén entre mi gozo literario y la euforia de haber disfrutado de sorpresas y giros a pesar de los desvelos y hoy, mis amad@s Loc@s del Romance, hoy os traigo esta
maravilla.

Debo admitir que cuando se trata del género histórico y salgo un poco de la romántica, me vuelvo mucho más exigente y me pongo cada vez más nerviosa, porque realmente, lo admito, a veces las lecturas me cojean o no termino de disfrutar de eso que se me promete, es por eso que me mostraba un poco renuente en participar en una lectura conjunta a la que me habían invitado Ahinoa de NOA EN EL BAÚL DE LOS SUEÑOS, Tanya de MI MUNDO ENTRE LIBROS y Delia de LA GUARIDA DE LOS AMANTES de una autora desconocida para mi llamada María Martínez Diosdado y su obra EL SABOR DE LAS LÁGRIMAS.

A pesar de resistirme debo decir que algo me impulsó a comenzar la lectura, quizá el decir, vamos a terminar con esto o un impulso que me llamaba a gritos para que diese la oportunidad. ¡Agradezco haberme escuchado! Estamos ante una obra que juega en el presente y el pasado, nos hablará de tres historias entrelazadas en una España que llora por sus hijos muertos, por un nuevo gobierno. Tres generaciones de mujeres, secretos que desgarran y el amor de madre que se verá colmado al descubrir todo lo que nos trae esta
belleza.

La sinopsis es más que suficiente para poder saber que Clara, nuestra protagonista regresará al sitio del que una vez se fue para no volver. Ahí presente y pasado se darán una cita. Lágrimas de dolor, lágrimas ácidas de la decepción, amargas de la traición o el diseñado, dulces como la alegría o saladas como la vida misma son las que vienen acompañadas de verdades que están por descubrirse después de años de silencio, de secretos encerrados, de un amor escondido y de un odio que arrasa todo.

Es así como vamos a conocer a través de Clara, de un diario antiguo que llega
a sus manos, la historia de su madre a través de una voz masculina llamada Marcelo. Ahí viajaremos a esa España que recién comienza a despertar después de una guerra entre rojos y nacionalistas. Una España llena de sombras, con hambre. Un pueblo pequeño en donde todo se sabe será testigo de un amor prohibido, de corazones impuros, de odios y traiciones nacientes, mientras una mujer llora, ama y guarda silencio. Su nombre Carmen.

Lo maravilloso de todo esto es que también conoceremos a través de la voz de Clara entre deliciosos platillos españoles, café y una amistad entrañable su vida y obra, su dolor y su amor. Todo guardado un sentido que a mi me dejó encantada. No hay casualidades, solo un tiempo que se encarga de poner las piezas en la zona perfecta para que todo se revela mientras lágrimas corrían por mis ojos emocionada, agradecida de conocer EL SABOR DE LAS LÁGRIMAS.

La pluma de María Martínez Diosdado ha sido un descubrimiento que me ha dejado hambrienta de más de ella. su pluma es cuidadosa, se ve el gran trabajo de investigación por la tremenda ambientación que ha hecho la autora, solo puedo decir que su prosa es sencilla y preciosa, así que espero leer más de ella. ¡Feliz lectura!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...